Cáncer de mama: Ejercicios tras la cirugía de cáncer de seno

Toma nota de los ejercicios específicos para recuperarse de la cirugía de cáncer de mama y evitar los efectos secundarios.

por , il

    Cáncer de mama: Ejercicios tras la cirugía de cáncer de seno

    Uno de los beneficios del ejercicio tras la cirugía de cáncer de mama es recuperar el movimiento del hombro y del brazo y evitar la debilidad, efectos secundarios de este tipo de intervención quirúrgica. El ejercicio ayuda a reducir el riesgo de linfedema o hinchazón del brazo. Hacer ejercicios después de la cirugía es también importante si se ha sometido a radioterapia.

    ¿Cuál es el ejercicio recomendado después de una operación de cáncer de seno? El primer paso es consultar con el médico para saber cuál es el plan de ejercicios más adecuado y, sobre todo, cuánto tiempo hay que esperar después de la cirguía para empezar con el ejercicio. No todos los ejercicios son aptos para realizar al principio, siendo recomendable en algunos casos esperar una o varias semanas.

    ¿Cuándo empezar a hacer ejercicio después de una cirugía?

    Entre el tercer y séptimo día después de la cirugía ya se pueden realizar algunos sencillos ejercicios, siempre consultando previamente al médico. Hay que tener en cuenta que después de la cirugía la mujer puede notar sensación de opresión en el pecho y en la axila, cosquilleo o dolor en la parte trasera del brazo o en el toráx.

    Cualquier signo o molestia extraña que notemos al hacer ejercicio, comunicar al médico. De igual manera, recordar que el ejercicio se debe realizar con suavidad, sin movimientos bruscos o estiramientos forzados.

    Podemos empezar por estos ejercicios para realizar tumbadas, recomendados por expertos en Oncología de la American Physical Therapy Association:

    • Colocar el brazo del lado de la cirugía sobre un cojín o almohada ayuda a reducir la hinchazón. La posición correcta es mano ligeramente más elevada que la muñeca y codo un poco más que el hombro.
    • Tumbada, elevar el brazo del lado de la cirugía por encima del nivel del corazón durante unos 40-45 minutos. Durante este tiempo, abrir y cerrar la mano (15-20 veces) y, a continuación, doblar y estirar el codo. Conviene repetir tres veces al día para ayudar a drenar el líquido linfático del brazo.
    • Los ejercicios de respiración profunda ayudan a relajarse. Tumbada boca arriba, respira despacio y profundamente, inhalando todo el aire que puedas y exhalando a continuación. Repetir entre 4-5 veces. Se pueden hacer varias veces al día.

    Ejercicios después de cirugía de senos

    ejercicios cancer de mama post cirugia 48x48

    Estos son algunos de los ejercicios más eficaces para hacer a partir de la primera o sucesivas semanas después de la cirugía. Será el médico el que determine cuándo se puede empezar.

    Ejercicio con vara

    Una vara o el palo del cepillo sirven para hacer este ejercicio que estimula la movilidad de los hombros. Sujetamos la vara con las dos manos a la altura de la cintura y la elevamos por encima de la cabeza, hasta donde notemos un estiramiento del brazo del lado de la cirugía. Mantener la posición durante unos segundos, bajar lentamente los brazos. Repetir 5-7 veces.

    Ejercicio de codo

    Ejercicio para favorecer el movimiento del brazo y la parte frontal del tórax. Se puede realizar tumbada al principio (y a medida que ganemos movilidad sentada o de pie). Colocamos las manos con los dedos entrelazados detrás de la cabeza, con los puntos en dirección al techo. Mover los codos hacia arriba y abajo. Repetir 5-7 veces.

    Ejercicios del omóplato

    En este caso nos sentamos en una silla delante de una mesa, con la espalda bien recta. Colocar el brazo del lado contrario a la cirugía en la mesa, con el codo doblado y la palma hacia abajo. A continuación, colocar el otro brazo, con el codo en posición recta y la mano hacia abajo. Mover hacia adelante este brazo, sin que el resto del cuerpo lo haga, hasta sentir un ligero estiramiento del omóplato. Repetir 5-7 veces.

    Ejercicio de flexión

    Para hacer este ejercicio, colocarse en una silla, con las manos entrelazadas a la altura de la cintura. Elevar los brazos sobre la cabeza y, a continuación, flexionar el cuerpo hacia el lado derecho hasta la cintura. Mantener unos segundos y recuperar la posición inicial. Repetir con con cada lado entre 5-7 veces.

    Ejercicio de hombro

    Para realizar este ejercicio, nos ponemos de pie con las manos apoyadas en la pared. Con los dedos vamos subiendo hasta que notemos un ligero estiramiento. Recuperar la posición inicial. Repetir de 5-7 veces.

    También te puede interesar: Cáncer de mama: Terapias paliativas para efectos secundarios y descubre los beneficios del pilates en el postoperatorio del cáncer de mama.