Navidad 2016

Celulitis infecciosa: ¿En qué consiste?

Celulitis infecciosa: ¿En qué consiste?

Celulitis infecciosa: ¿en qué consiste? La celulitis infecciosa es algo más que un problema estético y que, si no se trata a tiempo, puede extenderse. Las causantes de la celulitis infecciosa son las bacterias estreptococos y estafilococos, las cuales se cuelan en nuestro cuerpo a través de heridas, arañazos o quemaduras. Suele venir acompañada de enrojecimiento e inflamación de la piel, malestar, dolores musculares, fiebre y en ocasiones vómitos. El tratamiento será a base de antibióticos y analgésicos y en el plazo de una semana habrá remitido, pero si no se trata adecuadamente puede extenderse.

por en Enfermedades frecuentes, Piel, Salud de Mujer, Consejos, Problemas Piel
Última actualización:

    celulitis infecciosa

    Celulitis infecciosa: ¿En qué consiste? La tan temida y antiestética celulitis, cuando su origen es debido a una infección, puede ser algo más que un problema de salud y de piel . Hablamos de la celulitis infecciosa, mucho más que un problema estético, y que se produce por la infección de la piel debido a ciertas bacterias que se introducen en la piel a través de alguna herida, arañazo o quemadura que no ha sido correctamente curada. Los síntomas más comunes son la piel inflamada, dolorosa y con un tono rojizo, incluso puede venir acompañada de fiebre y de dolores en los músculos.


    La celulitis se conoce como la acumulación excesiva de tejido graso bajo la piel en determinadas partes del cuerpo. Su aparición en exceso hace que la piel adopte un aspecto parecido al de la corteza de naranja (piel de naranja) y que presente los poros más acentuados. Sin embargo, la celulitis puede ser mucho más que un problema estético, como en el caso de la celulitis infecciosa, provocada por unas bacterias (estreptococos y los estafilococos) que se cuelan en nuestro cuerpo a través de una herida, arañazo o incluso una picadura de mosquito. Existen otros factores que también pueden desencadenar este tipo de celulitis, como la diabetes, las úlceras o el denominado pie de atleta.

    Entre los síntomas más frecuentes de este tipo de celulitis:

    • Piel enrojecida y dolorida.
    • Inflamación de la piel.

    • Fiebre.
    • Dolores musculares y de articulaciones.
    • Malestar y cansancio.

    Prevenir es salud, por ello, la mejor manera de combatir la celulitis es con una alimentación equilibrada y una adecuada hidratación, que harán nuestra piel tenga todos los nutrientes necesarios. A esto, hay que sumarle la actividad física y las actividades que potencien el riego sanguíneo de la piel. El sedentarismo es el aliado perfecto para la aparición de celulitis.

    En el caso de la celulitis infecciosa el tratamiento será a base de antibióticos, una vez nos hayamos puesto en manos del médico para que nos aconseje cómo debemos actuar. En el caso de que conlleve dolores, también se administrarán analgésicos. En un plazo aproximado de una semana, tratada adecuada, la celulitis infecciosa remitirá, aunque si no trata puede extenderse.

    503

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPielSalud de MujerConsejosProblemas Piel

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares