Navidad 2016

Cepillado de dientes: cómo hacerlo correctamente

Cepillado de dientes: cómo hacerlo correctamente

Cepillado de dientes: cómo hacerlo correctamente. Cepillarse los dientes correctamente es fundamental para tener una boca sana, limpia y libre de caries y enfermedades derivadas de estas. Lavarse los dientes, al menos, tres veces al día es lo recomendable, sobre todo después de cada comida.

por en Cuidado Dental, Salud de Mujer, Consejos Salud, Dientes
Última actualización:

    1ca8eaa dientes437p

    Cepillado de dientes: cómo hacerlo correctamente. Nadie me podrá negar que la boca y los dientes son una de las partes del cuerpo de las personas que más bonito o más afean a las mismas. Y es que mantener una sonrisa impecable no cuesta tanto trabajo, si bien depende de la genética de cada persona, del esmalte, de cómo le nazcan los dientes y muelas, lo cierto es que su mantenimiento no es tan costoso. Entre las cosas a realizar la fundamental es lavarse los dientes, pero ¿lo hacemos correctamente? Averigua si lo haces 100% bien.

    Seguro que has admirado en alguna ocasión la sonrisa y dientes perfectos de la gran mayoría de las celebrities del panorama cinematográfico internacional. Aunque tampoco es necesario pensar en grandes estrellas, sino que podemos encontrar personas de a pie que tienen una sonrisa de envidiar.

    Y es que estamos en constante pensamiento de tener unos dientes perfectos, sin manchas y que podamos sonreir a gusto sabiendo que nadie podrá pensar que tenemos la boca mal.

    Uno de los factores principales a tener en cuenta para que nuestra dentadura se mantenga en perfectas condiciones es la limpieza bucal.

    Lavarse los dientes al menos tres veces al día (después de cada comida) es lo mínimo que deberíamos hacer. Además después de lavarnos los dientes podemos optar por utilizar enjuagues bucales que son recomendados para la eliminación total de las bacterias que se encuentran en nuestra boca.


    Para comenzar tenemos que tener los instrumentos apropiados para realizar la limpieza bucar de manera correcta. Por ello, debemos tener un cepillo de dientes suave.

    Algunas personas utilizan depillos de tienes cuyas cerdas son excesivamente duras, y esto puede hacer que se dañe el esmalte o las encías, haciendo que estas se vuelvan sensibles y acaben por sangrarnos.

    También deberíamos utilizar un dentífrico que contuviera flúor.

    • Una vez que tenemos los utensilios ¿cómo se lavan correctamente?

    Para empezar comenzaremos por los dientes de la cara externa, los que se ven cuando sonreímos. Son los más accesibles para limpiar y también que los que normalmente limpiamos peor.

    Para hacerlo bien, debemos limpiar todas y cada una de las piezas dentales de nuestra boca en movimientos ascendentes y descendientes haciendo un barrido, de tal forma que la suciedad se elimine correctamente.


    Posteriormente limpiaremos la cara interna de los dientes, que si bien es un poco más complicado de hacer por la dificultad de acceder a ellos, se limpian muy bien cuando le coges el truquillo. Para ello se cepilla desde la encía hasta el exterior haciendo que la suciedad salga hacia fuera.

    Después, limpiaremos las muelas y surcos de las mismas. Las muelas se caracterizan por tener unos surcos en ella donde se acumula la comida. Por ello suelen ser las más propensas a contraer caries. Para eliminar la suciedad introducida en ellas deberemos hacer movimientos circulares para que las cerdas penetren bien en los sucos.

    Seguirnos después con la lengua, la gran olvidada. Si bien es cierto que algunos cepillos traen incorporadas en la cara exterior unas cerdas de goma especializadas para la lengua, no suele ser lo común así que procederemos a cepillarla con el cepillo de dientes arrastrando la suciedad hacia fuera.

    Por último, dejaremos a un lado el cepillo dental y pasaremos a utilizar el hilo dental, que introduciéndolo en las ranuras que forman la junta de los dientes eliminaremos al completo cualquier suciedad que se haya quedado introducida en ellas y no hayamos podido eliminar con el cepillo habitual.

    ¿Te parece demasiado complicado? En realizarlo correctamente no se tardan más de tres minutos. ¿Por qué hacerlo mal y sufrir las consecuencias, cuando sabemos y podemos hacerlo bien?

    796

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Cuidado DentalSalud de MujerConsejos SaludDientes

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares