Navidad 2016

Ciencia: Dejar de fumar hace crecer el pecho

Ciencia: Dejar de fumar hace crecer el pecho

¿Es posible que uno de los efectos de dejar de fumar sea un aumento del volumen del pecho? Lo descubrimos.

    Ciencia: Dejar de fumar hace crecer el pecho

    Hasta ahora una de las preocupaciones al dejar de fumar era evitar ganar peso, generalmente debido a que se tiende a aplacar la ansiedad por el tabaco con la comida. Sin embargo, dejar de fumar podría tener otro efecto sin duda sorprendente. ¿Es posible que dejar el tabaco haga crecer el pecho? La ciencia asegura que sí, al menos es la conclusión a la que han llegado investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de Milán. Las conclusiones del estudio apuntan a que los pacientes que dejan de fumar, al cabo de un par de meses, notan un ligero aumento del volumen de sus senos. Efecto que podría pensarse que está relacionado con una posible ganancia de peso, pero lo curioso del estudio es que el 81% de las mujeres participantes, con edades entre los 30 y los 49 años de edad, se mantuvo estable en su peso.

    Según los investigadores, el aumento de volumen de los senos estaría relacionado con la influencia del humo del tabaco en el metabolismo de las hormonas sexuales femeninas. En particular, los efectos afectarían al metabolismo del estradiol.

    Lógicamente, las conclusiones de este estudio no deben llevar a pensar que no hay que dejar de fumar, sino todo lo contrario, ya que abandonar el hábito del tabaco es fundamental, por ejemplo, para aumentar la supervivencia después de un diagnóstico de cáncer de mama. Así lo constató, por ejemplo, un estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology que señalaba que, después de un diagnóstico de cáncer, las mujeres que dejaron de fumar incrementaron su supervivencia en un 33%.

    El hábito del tabaco no solo aumenta la flacidez en los pechos, también se relaciona con una mayor probabilidad de padecer cáncer de mama, especialmente antes de la aparición de la menopausia. Algunos estudios también han señalado una relación entre la exposición pasiva al tabaco y la posibilidad de contraer esta enfermedad. Además, los fumadores, después del diagnóstico, tienen más complicaciones y una recuperación mucho más lenta que aquellos que deciden dejar de fumar.

    También te puede interesar: Descubren la cura de la fibromialgia en Israel y descubre los estudios que afirman que los enfados engordan.

    434

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares