Ciencia: Hasta 25% de españoles sufre de dolor crónico

Padecer dolor puede ser una enfermedad en sí misma, tal y como avala la ciencia que estima que uno de cuatro españoles padece esta patología.

por , il

    Ciencia: Hasta 25% de españoles sufre de dolor crónico

    La ciencia considera dolor crónico aquel que persiste entre 3-6 meses y que, por su duración, deja de ser un síntoma para ser considerado una enfermedad con identidad propia.

    Un dolor crónico que puede ser continúo o intermitente y que, según los profesionales reunidos en el Congreso de la Sociedad Española del Dolor, sufre hasta un 25% de los españoles. No es el único dato que constata que es un trastorno más frecuente de lo que parece, ya que el dolor crónico o agudo es la causa más frecuente por la que los pacientes acuden a consulta en Atención Primaria. Un síntoma que no conviene subestimar porque, si no se trata adecuadamente, puede afectar a la funcionalidad física y emocional. El dolor crónico aumenta el riesgo de padecer depresión.

    ¿Qué es el dolor crónico?

    Según la Asociación Internacional del Estudio del Dolor (IASP), el dolor es una experiencia sensorial o emocional desagradable. El dolor agudo finaliza cuando cesa la causa que lo provocó. Sin embargo, el dolor crónico persiste en el tiempo, no responde al tratamiento médico estándar y puede afectar a la esfera emocional, familiar y laboral, por lo que puede ser considerado una enfermedad en sí mismo. El dolor crónico lo sufren más las mujeres que los hombres.

    Tratamiento del dolor crónico

    El principal objetivo del tratamiento del dolor crónico es mejorar la calidad de vida del paciente, por lo que requiere un abordaje multidisciplinar, incluyendo además del tratamiento farmacológico otras intervenciones (terapia psicológica, fisioterapia activa, terapia de movimiento…).

    manejar el dolor 48x48

    Cómo manejar el dolor crónico

    • Afrontar positivamente el dolor crónico y seguir adelante.
    • Marcarse un ritmo para realizar las actividades cotidianas.
    • Priorizar las tareas y planificar los días.
    • Marcarse objetivos realistas.
    • Ser paciente con uno mismo.
    • Aprender técnicas de relajación para manejar el dolor (escuchar música, meditar, realizar tareas de jardinería, respirar con el abdomen, bailar o pasear).
    • Practicar tablas de ejercicio físico y estiramientos ayuda a reducir el dolor y el malestar.
    • Llevar un diario para anotar los logros y progresos de cada día.

    También te puede interesar: Dolor de pecho: Todas las causas y remedios y todo sobre el dolor de tacones: ejercicios y trucos para el dolor de pies.