Ciencia: La salud intestinal podría ser la solución al acné

Si tienes problemas de acné, quizá deberías saber lo que dice la ciencia sobre problemas de piel y salud intestinal.

por , il

    Ciencia: La salud intestinal podría ser la solución al acné

    ¿Sabías que la respuesta al acné podría ser que estás descuidando tu salud intestinal? La ciencia constata que nuestra cara es el mejor reflejo de nuestro estado de salud, y un intestino sano es clave para lucir una piel libre de acné, manchas y otras impurezas. La piel es el órgano más extenso del cuerpo, y algunos de los problemas cutáneos están directamente relacionados con nuestra salud interior, en concreto, con los intestinos.

    Recientes estudios han constatado la estrecha relación entre el intestino y la piel, siendo la aparición de acné y manchas en la cara una de las señales de problemas intestinales, por desequilibrio de la flora bacteriana y por acumulación de toxinas. Cuando en la flora intestinal proliferan las bacterias malas frente a las buenas aumentan los riesgos de infecciones intestinales y problemas de asimilación de alimentos. Limpiar el intestino y eliminar las toxinas acumuladas es el primer paso para hacer desaparecer el acné.

    La relación entre intestinos y piel

    Más del 45% de las personas que padecen rosácea tienen sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado, un dato que constata la relación establecida por la ciencia entre intestinos y piel. Problemas intestinales que también aumentan la propensión a otros problemas como eccema o psoriasis. Uno de los estudios más recientes (‘Small intestinal bacterial overgrowth in rosacea: clinical effectiveness of its eradication’) ha constatado que un sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (conocido con las siglas SIBO), provoca la proliferación incontrolada de bacterias en el intestino delgado, siendo hasta diez veces más prevalente en personas con acné que en personas sanas.

    Otras investigaciones han indagado en la relación entre la inflamación intestinal, el estrés y la aparición de alteraciones en la epidermis de la piel, la capa externa. La infección empeora porque la piel deja de producir péptidos antimicrobianos. Si a esto se le suma el desequilibrio de la flora intestinal, se produce la liberación de la denominada sustancia P, un neuropéptido que afecta directametne a la piel.

    Mejorar la salud del intestino y de la piel

    Si la causa del problema de piel reside en la salud del intestino, hay una serie de consejos que conviene poner en práctica. Tips que incluyen remedios naturales y una revisión de la dieta:

    • Aumentar la ingesta de agua para mejorar la hidratación del cuerpo y favorecer la eliminación de desechos y de las células muertas que se acumulan en la capa externa de la piel.
    • El color de la orina es un buen indicador de la salud y del nivel hídrico corporal. Si nuestro cuerpo está bien hidratado, será un color amarillo pálido.
    • Hacer ejercicio físico de manera regular ayuda a sudar y a eliminar toxinas, además de mejorar la salud en general y favorecer el tránsito intestinal.
    • Dormir bien ayuda a regenerar la piel y a evitar el estrés, fuente de acumulación de toxinas.

    Alimentos para la salud intestinal

    Incorporar alimentos crudos, alimentos fermentados y probióticos ayuda a restablecer el equilibrio bacteriano del intestino. Entre los alimentos para mejorar la salud intestinal:

    • Chucrut y kimchi (las verduras fermentadas son un excelente probiótico)
    • Kéfir (lácteo fermentado y con alto contenido en probióticos)
    • Aceite de coco
    • Caldo de hueso (aporta colágeno para la piel y el intestino)
    • Aceite de hígado de bacalao fermentado (fuente de vitaminas A, D y K y ácidos grasos omega 3)
    • Amargo sueco (tónico herbal)
    • Hígado (aporta vitamina B5, zinc y ácido pantoténico)

    También te puede interesar: Ciencia: El yogur griego ayuda a controlar la presión arterial y descubre por qué la ciencia dice que la contaminación produce demencia.