Cometer errores: Cómo recuperarse después de un gran error

Cometer errores pone a prueba tu capacidad para levantarte. Descubre cómo seguir adelante después de un gran error.

por , il

    Cometer errores: Cómo recuperarse después de un gran error

    Cometer errores y no asumirlo puede ser un obstáculo que nos impide avanzar. Es evidente que todos cometemos errores, pero lo que nos diferencia es la manera de afrontarlos. Un gran error puede trastocar tu vida personal o laboral, romper todos tus esquemas vitales, pero una vez reconocido es momento de levantarse y volver a empezar.

    Hay tropiezos en la vida que pueden bloquear, pero la forma en que se perciben esos errores o fracasos influyen en el desarrollo personal y profesional. Hay personas con una mayor capacidad de superar los contratiempos y enfrentarse a las consecuencias (lo que se conoce como cultivar la resiliencia en términos psicológicos), ya sea tras cometer errores en el trabajo o en el amor.

    Para otras, sin embargo, no es fácil reponerse de un error. Por eso, si ha supuesto una severa fractura emocional es aconsejable consultar con el médico y recurrir a una terapia psicológica.

    ¿Cómo recuperarse después de cometer un error?

    Nadie dijo que cuando se tienen objetivos llegar a la meta fuera fácil. Creer que nuestra vida estará libre de obstáculos es una trampa de nuestros deseos. Hay que estar preparados emocionalmente cuando las cosas no funcionan como esperábamos. Tomar decisiones, y eso es algo que hacemos a cada momento en nuestro día a día, implica hacernos responsables de las consecuencias de nuestros actos.

    Reconocer los errores

    Para reponerse de un fracaso, una vez superada la reacción lógica de enfado, ira o frustración, es definir cuál ha sido exactamente el error y las razones personales o factores externos que te llevaron a tomar esa decisión equivocada. Solo siendo sincero con uno mismo se podrá aprender y reparar el error.

    Consecuencias de los errores

    Valorar las consecuencias de los errores cometidos en la relación de pareja, familiar, laboral.. No se trata de sentirse culpable ni de quejarse o lamentarse (eso solo te robará energía), sino de ser objetivo y medir el daño causado para repararlo en la medida de nuestras posibilidades.

    Toma distancia para pensar

    Tomar distancia ayuda a pensar si aún puedes hacer algo para enmendar el error. Hay evitar quedarse instalado en el pasado, dando vueltas a lo sucedido y a lo que pudo suceder. Enfoca tu atención en lo realmente importante que es evitar que el daño sea mayor. Si no puedes hacer algo para reparar el error cometido, saber pedir perdón o disculparse es el paso previo para pasar página.

    Adoptar una actitud positiva

    Para vencer al desánimo y a la frustrución hay que tratar de mantener una actitud positiva, evitando caer en la tentación de sentirnos víctimas. Para reponerse de los errores en la vida hay que fijarse nuevas metas y quedarse con lo que has aprendido de la situación.

    También te puede interesar: Mindfulness: 5 trucos para vivir el momento presente y descubre las técnicas de Mindfulness para gestionar el estrés.