Cómo interfiere la menopausia en el sueño

Cómo interfiere la menopausia en el sueño

El insomnio, o la dificultad para lograr un sueño reparador, es uno de los trastornos asociados a la menopausia y relacionado con los cambios hormonales.

por en Menopausia, Salud de Mujer, Consejos Salud, Dormir

    La menopausia, etapa en la que mujer deja de ser fértil, implica cambios hormonales que interfieren en el sueño, por lo que uno de los síntomas más comunes desde el inicio de esta etapa son precisamente las alteraciones en el ritmo del sueño. De hecho, un estudio de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Arizona (Estados Unidos), y publicado en la revista Journal of Clinical Nursing, constató que el 95% de las mujeres que estaba en el inicio de la menopausia sufría alteraciones del sueño.

    En la menopausia se reduce la producción de hormonas como la progesterona, la cual entre sus funciones incluye la de estimular el sueño, y de estrógenos. Además de los cambios hormonales, el sueño también se ve afectado por otras molestias asociadas a la menopausia, como sofocos (según datos médicos 8 de cada 10 mujeres los padecen en mayor o menor medida, siendo una de las principales causas de insomnio en esta etapa y de fatiga al día siguiente), palpitaciones, irritabilidad, ansiedad, dolor de cabeza o sudoración nocturna. Cambios físicos propios de esta etapa vital a la que se suman los cambios emocionales, lo que también puede alterar el descanso cuando la mujer se siente más preocupada o nerviosa.

    El insomnio no la única alteración del sueño que se puede presentar en la menopausia, ya que los cambios hormonales también pueden provocar la aparición de ronquidos o sacudidas musculares.

    Dormir, y en concreto dormir bien, es fundamental para nuestra salud, aunque no siempre le prestamos la debida atención. Al inicio de la menopausia, y para controlar mejor los síntomas o molestias propias de esta etapa, conviene revisar la dieta -la cual debemos adaptar también para que no interfiera en el sueño- y algunos hábitos cotidianos. Así, en lo referente al descanso, hay que tratar de seguir unos horarios regulares de sueño, al tiempo que podemos poner en práctica algunos sencillos trucos, como realizar ejercicios de relajación antes de dormir o darnos un baño relajante para liberar estrés y preocupaciones.

    También te puede interesar: No engordar en la menopausia: 7 consejos que seguir y descubre los beneficios del yoga en la menopausia: ejercicios útiles para estar en forma.

    499

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MenopausiaSalud de MujerConsejos SaludDormir
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares