Cómo poner una inyección

Cómo poner una inyección

Saber cómo poner una inyección, te dará seguridad en el momento en que tengas que hacerlo. Sigue los consejos preventivos y las pautas y las zonas donde pinchar. Recuerda, utiliza siempre guantes y agujas desechables.

por en Fármacos, Salud de Mujer, Consejos, Músculos
Última actualización:

    inyeccion2

    Aunque no es una práctica habitual, saber cómo poner una inyección te dará más seguridad cuando llegue el momento. No siempre los medicamentos se pueden administrar por vía oral. Es entonces cuando hay que recurrir a las inyecciones.


    Las inyecciones se ponen en zona muscular (nalgas, brazo o muslo) o bajo la piel. Antes de ver los pasos para poner una inyección, conviene seguir unos consejos:

    • Lavarse bien las manos con agua y jabón.
    • Utilizar siempre agujas y jeringuillas desechables.
    • Tocar la aguja lo menos posible. Por si acaso, es aconsejable tener preparado un algodón con alcohol por si hubiera que desinfectar la aguja.
    • Utilizar guantes.

    Abrimos con cuidado la ampolla o envase del medicamento. Introducimos la aguja y llenamos la jeringuilla tirando del émbolo, evitando que se salga la aguja y roce otras superficies. A continuación, sacamos todo el aire de la jeringuilla. Para ello, la sujetamos con la aguja hacia arriba y le damos unos golpecitos para eliminar cualquier burbuja que pudiera haber.

    Empuja el émbolo con suavidad hasta expulsarlo todo.

    Tal y como ya hemos dicho, la inyección puede ponerse en diferentes partes del cuerpo. Los pasos son similares. Si se pone en el muslo, lo mejor es que la persona se recueste. Los pasos a seguir son:

    • Limpiar la zona donde vamos a pinchar con agua y jabón; luego, pasamos un algodón con alcohol.
    • Introducir la aguja, de una vez y con un movimiento preciso. Antes de inyectar la medicina, sacamos el émbolo un poco hacia fuera. Lo volvemos a bajar, y si no entra sangre, ya se puede inyectar. En caso contrario, sacamos levemente la aguja y, sin temor, la volvemos a introducir.
    • Apretamos el émbolo hasta que introducir todo el líquido. Luego, sacamos la aguja y limpiamos otra vez con alcohol la zona.

    Si la inyección se pusiera bajo la piel, por ejemplo, en la parte superior del brazo, apretamos un poco de carne e introducimos la aguja desde abajo, procurando que no toque el músculo. Listo, ya sabes poner una inyección.

    441

    ESCRITO POR PUBLICADO EN FármacosSalud de MujerConsejosMúsculos
     
     
     
     
     
     
    Más populares