Cómo reconocer los tumores de la piel

Cómo reconocer los tumores de la piel

La piel delata su presencia, motivo de peso para no subestimar los cambios que se pueden producir en ella y que pueden alertar de un posible tumor.

por en Cáncer, Piel, Prevención, Salud de Mujer, Cáncer de piel, Consejos Salud, Problemas Piel
Ultimo aggiornamento:

    La piel, aunque curiosamente es el órgano más extenso de nuestro cuerpo, no siempre recibe la debida atención. La prevención del cáncer de piel empieza precisamente por estar atentos a los cambios que se puedan producir en la piel y que van desde la aparición de un lunar a una imperfección, marca o protuberancia. Lógicamente, apreciar algún cambio en la piel no significa que irremediablemente sea una señal de alarma de un posible tumor, aunque si queremos despejar cualquier preocupación lo mejor es consultar al médico. Pero la prevención, un arma fundamental en la lucha contra el cáncer, también está en nuestra mano. De ahí la importancia de saber qué cambios no debemos pasar por alto en nuestra piel.

    Los lunares, cuyo color puede variar de la tonalidad marrón al negro y su forma pasar de plana a redonda, ovalada y más o menos prominente. La mayoría de los lunares aparecen en la infancia y adolescencia, debiendo estar pendientes a cualquier cambio que podamos apreciar en su forma, color o tamaño, así como en aquellos que aparezcan en la edad adulta. La exposición al sol, sin la debida protección, suele ser uno de los motivos más comunes de aparición de lunares y manchas en la piel en la edad adulta.

    Si notamos cambios en los lunares existentes, o en alguno de los nuevos, y sobre todo si percibimos que alguno tiene una tonalidad muy diferente al resto, es aconsejable consultar al médico. También conviene hacerlo cuando se tienen muchos lunares en la piel.

    La regla del ABCDE es la más sencilla y la más utilizada para identificar las señales de un melanoma de piel. ¿Qué significan estas letras?:

    1. A, Asimetría: cuando una mitad no se corresponde con la otra.
    2. B, Borde: cuando el lunar presenta son irregulares, desiguales o poco definidos.
    3. C, Color: cuando el color no es uniforme e incluso aparecen manchas de otro color en torno al lunar.
    4. D, Diámetro: cuando el lunar mide más de 6 milímetros.
    5. E, Evolución: tamaño, la forma o color del lunar han cambiando.

    Además de esto, si notamos cualquier cambio en la superficie de un lunar, ya sea una descamación, exudación o sangrado, es muy importante consultar al médico.

    No solo hay que prestar atención a los lunares, sino también a otras imperfecciones de la piel, como puede ser una herida o llaga que no cicatriza, enrojecimiento de una zona de la piel, o sensación de picor y sensibilidad.

    También te puede interesar: Cáncer de piel: Se puede ver, predecir y curar y Manchas en la piel: Tratamientos para eliminarlas de forma definitiva.

    597

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerPielPrevenciónSalud de MujerCáncer de pielConsejos SaludProblemas Piel Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares