Navidad 2016

Cómo saber si tienes un tumor: Señales

Cómo saber si tienes un tumor: Señales

Cómo saber si tienes un tumor: Señales. Hay que prestar atención a las señales que nos envía nuestro cuerpo, pero sin alarmarse, porque en algunos casos hablamos de síntomas comunes a otras enfermedades.

por en Cáncer, Prevención, Salud de Mujer, Cáncer de piel, Cáncer de pulmón, Consejos Salud
Última actualización:

    señales tumor

    ¿Cuáles son las señales que nos pueden advertir de la presencia de un tumor? Nuestro cuerpo, ante el más mínimo problema o desajuste, nos envía unas señales, a las cuales debemos prestar atención. Eso sí, siempre hay que consultar al médico, porque algunos síntomas son comunes a muy diversas patologías.


    ¿Cómo saber si tienes un tumor? Responder a esta pregunta no es fácil, ya que, aunque hay algunos síntomas que pueden considerarse señales inequívocas de un tumor, también son similares a los de otras enfermedades. Es decir, en el supuesto de que aparezca alguno de los síntomas o señales de los que vamos a reseñar a continuación, antes de alarmarnos o preocuparnos en exceso hay que consultar al médico, el cual descartará o confirmará el diagnóstico.


    De entrada, hay que señalar que los síntomas de un tumor se pueden dividir en dos tipos: generales y localizados. Entre los primeros se incluyen la sensación de fatiga excesiva, la pérdida de peso sin causa aparente y sin haber seguido una dieta para adelgazar, episodios de fiebre, picor en la piel, dispepsia, ictericia y excesivos sudores nocturnos. Por otro lado, están los síntomas a nivel local, que no deben pasarse por alto. Síntomas que pueden estar asociados con nódulos o hinchazón, dificultad en la respiración y tos, hemorragia, trastornos intestinales y dolor.

    No obstante, como hemos señalado, hay que tomar nota de los síntomas con cautela, porque su aparición no significa necesariamente que tengamos un tumor. Así, por ejemplo, un ganglio linfático inflamado también puede ser síntoma de fiebre glandular; la tos, por su parte, puede responder a un problema de laringitis y no de cáncer de pulmón; y la dificultad en la digestión también es típica de la gastritis o de la úlcera.

    La presencia de sangre en las heces, por su parte, también puede indicar que tengamos un problema de hemorroides o fisuras anales. En el caso del cáncer de pulmón también hay que recordar que, además de la tos persistente, también aparecen otros síntomas, como la falta de aliento, ronquera, cambios en la voz o rastros de sangre al toser.

    ¿Qué hacer ante la aparición de ciertas señales? Siempre hay que prestarles atención. Sí, por ejemplo, hay heridas que no se curan con el tiempo y no mejoran, hay que consultar al médico ya que podría ser indicativo de un cáncer de piel. Un bulto que aparece de repente y crece rápidamente podría ser canceroso, sobre todo en el caso del tumor de mama en las mujeres o en la zona del escroto en los hombres. Lo importante es observar atentamente la evolución de estas señales y acudir al médico, el cual se encargará de realizar las pruebas y chequeos necesarios para confirmar la causa de los síntomas.

    En el caso de la piel, ante la aparición de manchas o lunares hay que comprobar si cambian de forma, color o tamaño. En este caso, de hecho, podría ser indicativo de la presencia de un melanoma.

    También te puede interesar: 6 alimentos que favorecen el cáncer y dieta del tomate para prevenir el cáncer de mama.

    757

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerPrevenciónSalud de MujerCáncer de pielCáncer de pulmónConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares