Cómo superar los miedos [VÍDEO]

¿A qué tenemos miedo? El miedo es libre, eso es cierto, pero también lo es que podemos aprender cómo controlar las fobias. ¿Cómo superar los miedos? Te damos unos consejos para afrontar ese miedo que a veces nos puede llegar a provocar un ataque de pánico. Lo más importante, identificarlo y luego, controlarlo.

por , il

    ¿Cómo superar los miedos a los ratones, arañas, serpientes…? O algo más sencillo, pero igual de incontrolable, como subir a un avión o asomarse desde un octavo piso. Hay muchas veces que nuestros miedos, aunque puedan resultar infundados, tienen el poder de bloquearnos y hasta de provocarnos un ataque de pánico. Para empezar a superarlos, lo primero es identificarlos.

    El miedo o la fobia es algo que uno en principio no puede controlar. Y es precisamente ésa una de las claves para superarlos, el aprender a controlarlos y a no dejar que entorpezcan nuestra vida. Quizá tu miedo te bloquee, pero está claro que el primer paso es enfrentarte a él. Salir corriendo no ayuda. Si por ejemplo, nos da pánico hablar en público, el no subir al escenario no hará que nuestro miedo desaparezca. De hecho, ni siquiera sentiremos alivio porque una vez más habremos sucumbido a esa sensación de temor.

    Tener miedo a algo tampoco es una situación tan extraña. Casi todo el mundo tiene algún temor. La diferencia es que no piensan en ello a menudo ni les supone ningún contratiempo.

    De momento, te damos unos consejos para ayudarte:

    • Los miedos no desaparecen de la noche a la mañana, es decir, tendrás que tener un poco de paciencia ya que los avances son lentos.
    • Identifica claramente qué es lo que te da miedo, desde cuándo y por qué.
    • Márcate pequeños retos diarios. Si por ejemplo, te dan miedo los perros, no se trata que desde el primer día te puedas acercar y acariciarlo. De momento, trata de permanecer quieta y no mirarle como si fuera una amenaza mientras pasa a tu lado.
    • No pienses de antemano que el miedo te va a controlar. Infúndete seguridad.
    • También es recomendable practicar ejercicios de relajación.

    Lógicamente, si uno solo no puede, es conveniente recurrir a un profesional para evitar que el miedo acabe convirtiéndose en una fobia que nos trastoque nuestro comportamiento habitual. Siguiendo unos ejercicios, los miedos se pueden controlar.