Navidad 2016

Consejos para evitar coger hongos en la piscina

Consejos para evitar coger hongos en la piscina

La humedad de espacios públicos como las piscinas son un reclamo para unos inoportunos huéspedes, los hongos. ¿Cómo evitarlos?

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Hongos
Última actualización:
    Consejos para evitar coger hongos en la piscina

    Los hongos en los pies es uno de los trastornos veraniegos más comunes. El motivo no es otro que el hecho de que se dan las condiciones idóneas para su mayor presencia. El calor y la humedad son dos reclamos para los incómodos hongos, unos microorganismos que viven y se reproducen en el aire, el agua, el suelo y las plantas, y a los que en verano somos más vulnerables. ¿Cómo evitarlos? Prevenir es salud. Así que lo mejor es tomar nota de unos sencillos consejos que, puestos en práctica, nos ayudarán a mantener alejados los hongos en verano, siendo las piscinas uno de los lugares más comunes donde se produce la infección.

    Entre las infecciones causadas por hongos, la más común es la denominada pie de atleta, cuyos síntomas son ardor, sensación de picazón y piel escamosa entre los dedos de los pies. Tanto los adultos como los niños pueden contraer hongos, por lo que las medidas de prevención son válidas para todas las edades. Aunque habitualmente los hongos se contagian a los pies, también pueden aparecer en las manos o en las ingles.

    Sobre todo en las zonas húmedas, hay que evitar andar descalzos. Unas sencillas chanclas serán suficientes para evitar el contacto directo con la superficie.

    Los hongos tienen una gran capacidad de multiplicarse, pudiendo incluso sobrevivir en restos de células descamadas de la piel.

    Cuando salimos del agua, tendemos a pasarnos ligeramente la toalla, sin embargo, lo más aconsejable para evitar los hongos es secarse bien, sobre todo determinadas zonas corporales como las axilas o los dedos de los pies. De igual manera, hay que evitar compartir la toalla después de haberse utilizado y, sobre todo, si han quedado restos de humedad.

    En verano es cierto que sudamos más, pero el exceso de sudoración (también denominado hiperhidrosis) hace que seamos más vulnerables al contagio por hongos. Lo más aconsejable es ducharse varias veces al día, sobre todo después de realizar alguna actividad física. De igual manera, hay que evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, cuando los rayos inciden con mayor intensidad. Los pies tienden a sudar mucho, por lo que debemos optar por un calzado que permita su transpiración (calzado abierto), y si utilizamos calcetines, mejor de algodón.

    También te puede interesar: Hongos en las uñas: Remedios caseros para eliminarlos y descubre cómo evitar los trastornos más comunes en los pies.

    572

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos SaludHongos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares