Navidad 2016

Consejos para evitar el bajo peso durante la quimioterapia

Consejos para evitar el bajo peso durante la quimioterapia

Adaptar la alimentación para contrarrestar los efectos secundarios que conlleva el tratamiento es esencial para ayudar al organismo a reponerse.

por en Alimentación, Cáncer, Salud de Mujer, Consejos Salud, Quimioterapia
Última actualización:
    Consejos para evitar el bajo peso durante la quimioterapia

    La falta de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, aparición de llagas en la boca, alteraciones del sabor, estreñimiento o diarrea son algunos de los efectos secundarios del tratamiento de quimioterapia, lo que conlleva alteraciones en el sistema digestivo y en el peso.

    Adaptar la alimentación forma parte del tratamiento contra el cáncer, estableciendo una dieta específica para recuperar fuerzas, ayudar al organismo a reponerse y reforzar las defensas. Una dieta para evitar el bajo peso que asegure el aporte adecuado de nutrientes, en especial de proteínas, y que permita al paciente oncológico controlar mejor los efectos secundarios de la quimioterapia. Vamos a ver, más detenidamente, algunas recomendaciones de los expertos y de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

    Durante el tratamiento de quimioterapia, para evitar molestias digestivas como náuseas o vómitos es importante comer entre 1-3 horas antes de cada sesión. De hecho, si un problema añadido es la falta de apetito se pueden distribuir las comidas hasta en seis tomas diarias. Comer despacio, masticando bien los alimentos. También ayuda limitar las grasas en la dieta (frituras, salsas, quesos grasos, leche entera), así como evitar los alimentos o bebidas demasiado calientes o frías y los condimentos o aderezos demasiado fuertes. Los alimentos bajos en grasas facilitan la digestión. Aparte del pescado, es mejor apostar por carnes blancas. Los lácteos, mejor desnatados.

    También es importante la preparación de los alimentos, siendo lo más aconsejable optar por la cocción al vapor o a la plancha.

    Para evitar las náuseas, se recomienda no tomar líquidos durante las comidas. Para el resto del día, podemos incluir infusiones de té verde o de té de menta y jengibre.

    La aparición de llagas en la boca, extensivas al esófago, constituyen uno de los efectos secundarios más molestos. Para ello es aconsejable elegir alimentos que resulten fáciles de masticar y digerir, de textura suave. Entre los alimentos idóneos para incluir en la dieta están el flan, budin, puré, gelatina, tortilla o zumos de futas. En la medida de lo posible hay que evitar los alimentos demasiados salados, picantes o ácidos (tomates, cítricos, café o bebidas alcohólicas), ya que pueden resultar irritantes.

    Entre los ciclos de quimioterapia también hay que seguir una serie consejos para cuidar la alimentación, como el incluir 5 piezas de frutas y verduras al día, legumbres y alimentos de origen vegetal. Por su parte, conviene restringir el consumo de carne roja, optando mejor por el pescado y carnes blancas, así como el de productos precocinados o con grasas saturadas. También debemos controlar el consumo de sal y, en el caso de alimentos tostados u horneados, evitar las partes chamuscadas.

    También te puede interesar: Tatuajes de henna para mujeres en quimioterapia.

    566

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónCáncerSalud de MujerConsejos SaludQuimioterapia

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares