Consejos sencillos para vivir 100 años

Vivir 100 años, pero con salud, ahí reside la clave de una longevidad que se fomenta con hábitos saludables.

por , il

    Consejos sencillos para vivir 100 años

    Prolongar la esperanza de vida es, sin duda, uno de los grandes avances de la evolución humana, con el incuestionable papel de la ciencia y la investigación. Una esperanza de vida que nos hace pensar en la posibilidad, ya no tan irreal, de llegar a ser centenarios. Cumplir los cien años no es algo que aún esté al alcance de todos, siendo muchos los factores que influyen en la longevidad de una persona, desde la propia herencia genética al estilo de vida. Cómo vivir más años no es una preocupación solo de nuestro siglo. De hecho, ya en el año 1797 se publicó un curioso libro titulado ‘El arte de prolongar la vida’, y que señalaba como claves llevar una dieta rica en verduras, baja en carne y azúcares, dormir bien y tener una vida activa. Claves que hoy en día prevalecen para vivir más años.

    Hábitos para vivir más y mejor

    Pero no solo se trata de vivir más años, sino de hacerlo con salud, y aquí es donde cada uno de nosotros tenemos en nuestra mano el adoptar hábitos que favorezcan nuestro bienestar físico y emocional. Vamos a ver algunos sencillos consejos para vivir 100 años.

    Cuidar la salud dental

    No siempre prestamos la debida atención a la salud bucodental, siendo fundamental no solo la higiene diaria sino acudir de manera periódica al dentista. Una mala salud bucodental nos hace más vulnerables a padecer, entre otros, problemas como gingivitis o trastornos del corazón. Una boca sana ayuda a vivir más años.

    Dieta sana y equilibrada

    Somos lo que comemos, de ahí lo importante de seguir una dieta sana, variada y equilibrada, en la que primen las frutas y las verduras. Seguir la dieta mediterránea es sinónimo de garantía y de salud. Dieta en la que no deben faltar los alimentos ricos en Omega 3 y antioxidantes. Entre estos últimos, incluye frutos secos, ya que según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine, tomar un puñado de frutos secos varias veces a la semana ayuda a reducir el riesgo de mortalidad.

    Adoptar una actitud positiva

    Ser positivo es bueno para la salud, ya que los pensamientos negativos nos roban energía, entre otras consecuencias. Además numerosos estudios han constatado que reír favorece el bienestar y mejora nuestro estado de ánimo. Tener una visión más positiva de la vida nos ayuda a afrontar mejor las situaciones y retos y, tal y como señalan los expertos, nos hace ser más tolerantes y empatizar mejor con los demás.

    Fijarse nuevas metas

    La edad no es un condicionante para seguir afrontando retos, de hecho la edad aporta el grado de experiencia necesario para no cometer algunos errores. No es necesario que sean grandes retos, porque a veces obtenemos las mayores recompensas de las cosas más pequeñas. Tener metas nos hace estar más activos, al tiempo que mejora nuestra salud y nos impulsa a vivir más años.

    Dormir bien

    Dormir es fundamental para la salud, tanto física como mental. Es esencial cuidar la higiene del sueño de la misma manera que cuidamos otros aspectos de la salud. De hecho, la falta de sueño, tal y como han constatado numerosos estudios, nos hace más vulnerables a padecer trastornos de salud. Dormir una media de 7 horas es, según los expertos, clave para cuidar la salud, respetando los horarios de sueño.

    También te puede interesar: 20 alimentos para vivir más y mejor y descubre la particular dieta Okinawa para sentirte joven durante más tiempo.