Contraindicaciones del magnesio: Precauciones a tener en cuenta

La moderación es la clave para evitar los riesgos de no tener en cuenta las contraindicaciones del magnesio.

por , il

    Contraindicaciones del magnesio: Precauciones a tener en cuenta

    Tener en cuenta las posibles contraindicaciones del magnesio evitará riesgos innecesarios. Y es que aunque el magnesio es uno de los minerales esenciales para el funcionamiento del organismo, al igual que con el resto de de nutrientes, la moderación es clave. El exceso puede ser tan perjudicial para la salud como la deficiencia de magnesio.

    A través de la alimentación es prácticamente imposible excederse con la ingesta de magnesio, pero sí cuando se recurre a los suplementos alimenticios, como el carbonato de magnesio, por ejemplo. Puede darse el caso además de que nuestro organismo no lo asimile bien, pero antes de añadir un extra en forma de suplemento a la dieta conviene consultar con el médico.

    Contraindicaciones de tomar magnesio

    contraindicaciones magnesio mg

    Añadir magnesio a la dieta (sin limitarlo a los alimentos ricos en magnesio) está contraindicado en caso de padecer determinadas enfermedades, ya que puede agravar los síntomas. En caso de duda, consultar siempre con el especialista.

    • Insuficiencia renal (puede aumentar el riesgo de cálculos renales)
    • Reflujo gástrico
    • Colitis (hay que tener precaución cuando se utiliza como laxante ya que puede causar diarrea)
    • Hernia de hiato
    • Trastornos cardiovasculares (puede afectar al ritmo cardiaco)

    Efectos secundarios del magnesio

    efectos secundarios magnesio

    Aunque su incidencia sea leve, antes de tomar cualquier suplemento conviene conocer los efectos secundarios y respetar siempre las dosis recomendadas. Cada organismo reacciona de una manera diferente, y por eso no todo el mundo asimila de la misma manera la incorporación de magnesio a la dieta.

    Uno de los efectos secundarios del magnesio son las molestias estomacales si se toma con el estómago vacío o cuando se utiliza como laxante (siempre con moderación, no convertir el uso de laxantes en algo habitual porque agravará el problema del estreñimiento ocasional). Para evitar las molestias estomacales lo más aconsejable es mezclar el magnesio (en polvo) con alguna bebida (zumo) o alimento (puré).

    En caso de tomar suplementos en forma de carbonato o cloruro de magnesio puede aparecer una cierta acidez estomacal.

    Conviene subrayar la importancia de no superar nunca las dosis recomendadas, ya que las dosis altas de magnesio pueden causar intoxicación y síntomas que van desde arritmias, dificultades para respirar a descensos bruscos de la presión arterial. Además de tomarlo con moderación, solo se deben añadir suplementos de magnesio a la dieta cuando realmente lo necesitemos, por ejemplo en épocas de mucho estrés o de desgaste físico y mental.