Navidad 2016

Cortes y heridas: ¿Qué hacer?

Cortes y heridas: ¿Qué hacer?

Cortes y heridas: ¿Qué hacer? Son, junto a los golpes y caías, los accidentes más comunes y que, en la gran mayoría de los casos, ocurren en el hogar. Lo primer de todo, actuar con tranquilidad y orden, ya que la mayoría de las heridas no revisten gravedad. Unos sencillos consejos nos ayudarán a saber actuar.

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:

    heridas y cortes

    Cortes y heridas: ¿Qué hacer? Son, junto a las caídas o los golpes, los accidentes más habituales y que, en la mayoría de los casos, ocurren en el hogar y no revisten gravedad. De hecho, según datos de Ministerio de Sanidad y Consumo el 4% de los españoles sufre un accidente doméstico al año. Aunque suele ser la primera, y lógica, reacción, hay que evitar asustarse y actuar con rapidez, orden y, sobre todo, tranquilidad. Entre las medidas preventivas básicas, saber qué hacer y cómo actuar.


    Los cortes y las heridas son accidentes bastante habituales cuando trabajamos en la cocina o cuando practicamos alguna afición como el bricolaje o jardinería. Cuando esto sucede, ¿qué hacer? Lo primero, lavarse bien las manos, ya que hay que extremar la higiene para que la herida o corte no se infecte. Lo más aconsejable es limpiar la herida directamente con agua y jabón o con suero fisiológico. De esta manera evitamos que entre en la herida cualquier resto de suciedad que pueda ser un foco de infección y, por tanto, impida que se cure y cicatrice con normalidad.

    A continuación, se recomienda aplicar una gasa empapada en desinfectante (mejor yodado) y, luego, tapar la herida con una gasa limpia sujeta con una venda o esparadrapo. A la hora de desinfectar herida no debe utilizarse algodón (por los restos que pueden quedar pegados a la herida), ni alcohol, ni polvos o pomadas antibióticas.


    Aunque la mayoría de heridas y cortes no revisten gravedad, en algunos casos la situación puede ser un poco más complicada. Casos en los que se requiere ayuda médica inmediata. Actuar con orden, serenidad y tranquilidad es tan importante como saber qué pasos hay que seguir. Alarmarse no nos ayudará ni a controlar la situación ni a atender manera más adecuado al accidentado.


    Se considera que estamos ante un caso grave cuando hay un objeto grande clavado en la herida. No debe extraerse el objeto antes de acudir a urgencias, ya que puede producirse una hemorragia u otros daños en la zona afectada. Además, en estos casos puede ser necesario administrar la vacuna del tetanos.

    Cuando la herida es profunda se debe cubrir con gasas limpias para ejercer presión y cortar la hemorragia. Precisamente, si la hemorragia no cesa se debe realizar una compresión sobre la zona que sangra.

    Otra herida grave es cuando se produce una amputación. En estos casos, hay que guardar la parte amputada en una bolsa de plástico cerrada e introducirla en un recipiente con hielo. Comprimir la zona afectada para evitar la hemorragia.


    Tres claves para saber cómo reaccionar y que se traducen en la Conducta PAS, proteger, avisar y socorrer o proporcionar los primeros auxilios al accidentado. Cuando se produce un accidente, hay que tratar de que se vuelva a repetir. Por ejemplo, apagando el fuego de la cocina si se estaba cocinando o retirar el cuchillo cuando alguien se ha cortado.

    Si se trata de una situación de emergencia, pedir ayuda, bien a alguien cercano (un vecino) o directamente al 112.

    687

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares