Crean test de embarazo biodegradable y ecológico

por , il

    Crean test de embarazo biodegradable y ecológico

    El test de embarazo ecológico, desechable y biodegradable es la última innovación en productos para la salud femenina y, en concreto, es la reinvención de una prueba que apenas ha cambiado en las últimas décadas.

    No fue hasta finales de la década de 1970 cuando las mujeres pudieron adquirir los primeros test de embarazo para realizar en casa. Las pruebas de embarazo actuales han multiplicado su rapidez y su eficacia, con una tasa de efectividad del 99%. Pero al igual que la ecología y la preocupación por el medio ambiente ha impulsado la aparición de nuevos productos de higiene íntima femenina (desde las copas menstruales a los tampones reutilizables), también está presente en el test de embarazo biodegradable diseñado por Lia Diagnostics.

    Test de embarazo ecológico

    tests lia diagnostic embarazo

    ¿Qué diferencia este test de embarazo de los actuales? La prueba de embartazo Lia es fiable para la mujer y buena para el planeta, han asegurado sus creadores, gracias a los materiales utilizados, un papel especial biodegradable que se disuelve en agua. Menos plástico y otros materiales no biodegradables que no siempre se reciclan correctamente.

    Este nuevo test de embarazo se presenta como un producto biodegrable y sostenible con el medio ambiente. De fácil uso, rápido, eficaz para saber si estás embarazada y una alternativa incluso al test de embarazo digital.

    Lia Diagnostics se fundó en Filadelfia en 2015, de la mano de Bethany Edwards y Anna Simpson. El objetivo es no solo actualizar un producto de un solo uso y que durante décadas se ha venido fabricando con los mismos materiales, sino diseñar un test biodegrable y desechable máxime teniendo en cuenta el poco tiempo de uso (lo que dura la prueba).

    ¿Cómo funciona el test de embarazo Lia?

    A post shared by Lia Diagnostics (@meetlia) on

    Los test de embarazo que se pueden comprar en las farmacias se realizan con una muestra de orina. Todos los accesorios para realizar la prueba vienen en una caja. El test de embarazo Lia, que espera comercializarse a mediados de 2018 tras conseguir la autorización de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos), funciona igual. Se coloca una muestra de orina en la zona indicada en el test para determinar la presencia de la hormona HCG (Gonadotropina Corionica humana), indicativa de si la mujer está embarazada (dos líneas coloreadas, positivo; una línea, negativo).

    Otra de las particularidades de este test de embarazo es que aporta un extra de privacidad a la mujer al no ser necesario tirarlo a la basura para eliminarlo (se diluye en agua y se tira sin problemas por el inodoro). Un producto además pensado para las mujeres más comprometidas con el respeto al medio ambiente. El precio inicial de venta previsto estará entre los 8 y los 18 euros.