Críticas: cómo saber aceptarlas

Aprender a encajar las críticas nos hace más fuertes. ¿Cómo saber aceptar las críticas y no verlas como un ataque directo?

por , il

    Críticas: cómo saber aceptarlas

    Saber aceptar las críticas es sinónimo de madurez emocional. Aceptar los halagos siempre resulta más fácil que encajar las críticas, y es que en estos casos tendemos a sentirnos atacados o infravalorados.

    Todo lo contrario. Aceptar las críticas de los demás cuando son constructivas nos ayuda a crecer como personas y a aprender de nuestros errores. Las críticas no siempre son negativas, es la percepción que nosotros tenemos de las opiniones o comentarios de los demás. La clave para aprender a encajar las críticas es diferenciar entre la crítica constructiva y la destructiva.

    ¿Por qué no sabemos aceptar las críticas?

    No aceptar las críticas ajenas delata un problema de inseguridad y de falta de autoestima. Las personas que no aceptan las críticas tienden a tomar las opiniones o comentarios de los demás como un ataque a su valía. Aceptar las críticas requiere confianza en uno mismo y esfuerzo, y saber discernir cuándo proceden de alguien con malas intenciones para ignorarlas y evitar que puedan herirnos.

    Cada uno de nosotros se expone cada día a la crítica, somos objeto de crítica y a su vez criticamos. De nuestro autoestima y seguridad depende la capacidad para utilizar la crítica como una herramienta constructiva. Esto implica tener la valentía de sincerarnos con nosotros mismos y reconocer si la crítica está justifica y en qué podemos cambiar para mejorar, ya sea una crítica a una actitud o comportamiento determinado o una crítica en el trabajo.

    Cómo aprender a aceptar las críticas

    • Aceptar una crítica constructiva implica saber escuchar y convertir la parte negativa en positiva.
    • Evita la excesiva autocrítica y exigencia. Nadie es perfecto, de lo que se trata es de aceptar la crítica para mejorar y para aprender de los demás, ya que tomar la crítica de una forma negativa solo conducirá a infravalorarnos.
    • Evita ponerte a la defensiva y trata de pensar y responder en positivo, porque al hacerlo estás reforzando ante la otra persona tus puntos fuentes y evitas que tus puntos débiles te limiten.
    • Evita perder la paciencia o los nervios ante una crítica o comentario y piensa que si te has equivocado es parte del aprendizaje.
    • Cualquier cambio es una oportunidad así que no dudes en aceptar el reto de mejorar en aquello que ha generado la crítica de otra persona.
    • Si recibes una crítica malintencionada evita responder en la misma medida. En estos casos lo mejor es acabar cuanto antes con la conversación de una forma educada y respetuosa.
    • Escuchar las críticas nos ayudará a ver la realidad desde otra perspectiva. Esto nos permitirá flexibilizar nuestra forma de pensar y mejorar nuestras relaciones con las personas que hay a nuestro alrededor.

    Las críticas en el trabajo, las críticas en la relación de pareja, las críticas entre amigos… serán aceptables siempre que se hagan con buena intención y nos ayuden a mejorar como personas. Las críticas también pueden ser un reto para defender nuestras ideas u opiniones cuando estemos totalmente seguros de ellas.

    También te puede interesar: Ciencia: 10 trucos para aumentar la confianza y autoestima y descubre los 10 rasgos de las personas emocionalmente inteligentes.