Cúrcuma: propiedades, beneficios y usos

Descubre por qué la cúrcuma está considerada como la planta medicinal por excelencia.

por , il

    Cúrcuma: propiedades, beneficios y usos

    Las múltiples propiedades que se le atribuyen a la cúrcuma, y en concreto a la curcumina (su ingrediente activo) la convierten en una de las plantas medicinales más valoradas. Sus propiedades van allá de ser un aliado culinario perfecto (como especia), ya que ha sido utilizada con fines terapéuticos desde hace siglos, desde la medicina tradicional china a la medicina ayurvédica. Vamos a ver, más detenidamente, todos los beneficios que esconde la cúrcuma detrás de su característico color amarillento. Pruébala y empieza a cuidarte de la manera más natural. Notarás sus efectos en cuestión de días.

    Propiedades de la cúrcuma

    Las propiedades de la curcumina han sido avaladas por numerosas investigaciones científicas. Así, se han constatado su efecto antioxidante, antiinflamatorio, antiséptico, antiviral, antibacteriano, antifúngico, analgésico y antihiperlipidémico (ayuda a equilibrar los niveles de colesterol y de triglicéridos), entre otros. Propiedades a las que más recientemente se ha sumado la hipótesis de los investigadores que consideran que la curcumina puede ser un buen aliado en la prevención y tratamiento de enfermedades como el Alzheimer o el cáncer.

    Estudios científicos sobre la cúrcuma

    • La alternativa natural al ibuprofeno sería la cúrcuma. Así lo constató un estudio publicado en The Journal of Alternative and Complementary Medicine subrayando que el efecto antiinflamatorio de la cúrcuma es el sustituto perfecto para este fármaco (el analgésico más consumido) en el tratamiento de la osteoartritis de rodilla.
    • Buena para el corazón, como apuntó un estudio realizado en el año 2012 en la Universidad de Tsukuba (Japón). Los investigadores del estudio señalaron que incluir cúrcuma en la dieta es tan efectivo como la práctica de ejercicio físico para proteger la salud del corazón.
    • Diversos estudios de la Universidad de Texas han incidido en el poder de la curcumina para inhibir el desarrollo de determinados tipos de cánceres (melanomo o cáncer de mama).
    • El estudio titulado ‘Efectos de la cúrcuma sobre la enfermedad de Alzheimer con síntomas conductuales y psicológicos de demencia’ recoge en sus conclusiones que tomar cúrcuma a diario (menos de un gramo), durante 3 meses, ayuda a controlar mejor los síntomas del Alzheimer.

    Beneficios

    Hay que subrayar que la cúrcuma es una planta rica en todos los sentidos, también a nivel nutricional, ya que aporta proteínas, vitaminas (C, E, K), minerales (calcio, hierro, sodio, potasio, magnesio) y fibra. Entre los numerosos beneficios que reporta:

    • Está recomendada para combatir el malestar provocado por distintos problemas gastrointestinales, como la diarrea, inflamaciones en los órganos o cólicos.
    • También está destinada a tratamientos contra la artritis, gracias a sus propiedades diuréticas y drenantes, favorece al organismo para luchar contra las molestias.
    • Se trata de un reconstituyente y energizante natural. Esto se debe a la gran cantidad de antioxidantes que posee, que ayudan a personas con la tensión muy baja, o propensas al agotamiento y al cansancio.
    • También gracias a estos antioxidantes es muy utilizada para prevenir diferentes tipos de cáncer.
    • Su consumo también puede ser favorable para prevenir y controlar la acidez gástrica, incluso para los cálculos renales y biliares.
    • Regula los niveles de colesterol en la sangre, gracias a sus efectos depurativos.
    • Es un antiinflamatorio natural para cualquier parte del cuerpo.
    • La cúrcuma en una dieta de adelgazamiento es una aliada para quemar grasa y acelerar la pérdida de peso.
    • Esta planta además tiene efectos expectorantes, que ayudan a las personas que sufren problemas de mucosidad excesiva en los bronquios o asma.
    • Y por último, también puede usarse sobre la piel, para solucionar problemas como la psoriasis, hongos o dermatitis.

    Usos de la cúrcuma

    En función del uso podemos encontrar la cúrcuma de diferentes formas: en polvo, en cápsulas o en extracto. De igual manera, antes de tomarla como remedio terapéutico, conviene consultar con el médico las dosis recomendadas en función de la dolencia y de los síntomas. Por ejemplo, se recomienda tomar 500 mg de cúrcuma para el malestar estomacal (repartida en 4 dosis/día), osteoartritis y artritis reumatoide (2 dosis/día).

    Efectos secundarios

    No suele presentar efectos secundarios, aunque sí es recomendable no excederse con su consumo ya que puede provocar malestar estomacal. De igual manera hay que vigilar la exposición al sol continuada, ya que la curcumina puede aumentar la sensibilidad de la piel a los rayos solares. Se desaconseja su consumo a en caso de padecer úlcera gastroduodenal, reflujo gastroesofágico o problemas de vesícula biliar. Tampoco se recomienda tomar durante el embarazo y la lactancia.

    También te puede interesar: Bebidas calientes contra la gripe: leche dorada de cúrcuma y descubre los usos medicinales del jengibre.