Navidad 2016

Depresión: Nueva terapia genética para combatirla

Depresión: Nueva terapia genética para combatirla

Depresión: Nueva terapia genética para combatirla. La investigación, impulsada por un grupo de investigadores españoles adscritos al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, da un paso más en el tratamiento de la depresión. La principal novedad radica en que se bloquea directamente la proteína que actúa sobre la serototina, en lugar de aumentar las dosis en fármacos de este neurotransmisor que, entre otras funciones, regula nuestro apetito y nuestro sueño. La alteración de la serotonina es una de las consecuencias físicas de la depresión, una enfermedad que cada vez provoca más consultas médicas.

por en Depresión, Fármacos, Investigaciones Médicas, Psicología, Salud de Mujer, Antidepresivos, Cerebro
Última actualización:

    depresion nueva terapia

    Depresión: Nueva terapia genética para combatirla. Un avance importante en el tratamiento de la depresión que viene de la mano de un equipo de investigadores españoles y cuya principal novedad radica en atacar directamente la proteína que bloquea la producción de serotonina en los pacientes con depresión. Hasta ahora, los tratamientos se basaban fundamentalmente en aumentar la dosis de serotonina en los fármacos prescritos. La nueva terapia supone un paso en el tratamiento de una enfermedad que cada vez provoca más consultas médicas.


    La investigación para hallar un tratamiento más efectivo para combatir la depresión lleva sello español, en concreto, el equipo de investigación del Instituto de Investigaciones Biomédica August Pi i Sunyer, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). La depresión es una de las enfermedades de nuestro siglo y entre cuyos síntomas, además de la alteración de la conducta y la pérdida de autoestima, están los físicos, como la reducción de la producción de serotonina por parte de nuestro cerebro. ¿Qué es la serotonina? En términos médicos, es un neurotransmisor que, entre otras funciones, regula nuestro apetito y nuestro sueño. Sus niveles están directamente relacionados con la ansiedad, el estrés o la angustia.


    Hasta ahora los tratamientos se basaban en subir la dosis. La nueva terapia abre otra vía de investigación en la que se plantea bloquear directamente la proteína (presente en la superficie de las neuronas) que impide la producción normal de serotonina. Cuando esta proteína se activa, no solo influye en el estado depresivo del paciente, sino que también lo hace en los efectos terapéuticos de los fármacos.

    Los primeros resultados, tras los ensayos clínicos con ratones, han dado resultados muy positivos, los cuales han sido publicados en la revista Molecular Psychiatry y constatan que los ratones que fueron tratados con esta nueva terapia tenían menos tendencia a sufrir depresión. Un estudio en el que, cabe señalar, también han participado otros centros de investigación como el Centro en Red Salud Mental y el Centro de Investigación Biomédica de Enfermedades Neurodegenerativas, la Cornnell University de Nueva York y el Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona).
    Una terapia que, si los resultados clínicos siguen avalando, permitirá el tratamiento tanto como terapia única como en combinación, y para aumentar sus efectos, con fármacos antidepresivos.

    512

    ESCRITO POR PUBLICADO EN DepresiónFármacosInvestigaciones MédicasPsicologíaSalud de MujerAntidepresivosCerebro

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares