Derrames oculares: Causas y cuándo preocuparse

Los derrames oculares, aunque benignos, pueden generar inquietud por las manchas rojizas que invaden la zona blanca de los ojos.

por , il

    Derrames oculares: Causas y cuándo preocuparse

    Los derrames oculares o hemorragia subconjuntival o hiposfagma se producen por la rotura de alguno de los vasos sanguíneos del ojo. El derrame ocular puede aparecer en uno o en ambos ojos, y aunque no produce dolor no conviene subestimar la salud de los ojos.

    La aparición de una mancha de sangre en la parte blanca de los ojos, en concreto bajo la membrana que recubre el ojo (conjuntiva ocular), es el signo que delata al derrame ocular. Generalmente se reabsorbe en un plazo de entre dos y tres semanas, en caso contrario o de notar problemas de visión conviene consultar con el oftalmólogo.

    ¿Por qué se producen los derrames en los ojos?

    derrames oculares ojos

    ¿Cuáles son las causas de un derrame ocular? Los vasos sanguíneos de la conjuntiva del ojo son muy delicados, lo que explica que puedan romperse por un golpe fuerte de tos, por un sobreesfuerzo físico e, incluso, por estrés. El derrame ocular no es una enfermedad del ojo, y aunque el color rojizo que adquiere pueda alarmar, lo cierto es que se trata de una condición pasajera e inocua.

    Las causas más comunes de la hemorragia subconjuntival son:

    • El derrame ocular por golpe o traumatismo es uno de los más frecuentes.
    • Frotarse los ojos de manera muy enérgica puede provocar un pequeño derrame.
    • Derrame del ojo por tos fuerte o estornudos que causan un aumento de la presión sanguínea en las venas.
    • Consumo de determinados fármacos que afectan a la coagulación de la sangre.
    • Inflamación local de la conjuntiva.
    • Derrame del ojo por hipertensión arterial o por diabetes.
    • Derrame ocular espontáneo, sin relación con ninguna causa anterior.

    Síntomas del derrame ocular

    La aparición de las manchas de sangre, que pueden extenderse por la conjuntiva, son el único síntoma característico del derrame ocular. Si aparecen molestias en el ojo o el derrame no se reabsorbe o tiende a repetirse con frecuencia, conviene consultar al médico y tomarse la tensión arterial, porque suele ser uno de los motivos más comunes de derrames repetidos.

    Derrame ocular, ¿qué hacer?

    derrames oculares que hacer
    • La mayoría de los derrames oculares no requieren un tratamiento específico. Para aliviar las posibles molestias se pueden utilizar lágrimas artificiales.
    • Como remedios caseros, puede resultar de ayuda aplicar compresas de agua fría o rodajas de patatas crudas sobre los ojos.