Navidad 2016

Diabetes: Actívate para controlar el azúcar

Diabetes: Actívate para controlar el azúcar

Diabetes: Actívate para controlar el azúcar. Entre los numerosos beneficios que nos reporta la práctica de deporte o actividad física se encuentra el de ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre, motivo por el que las personas diagnósticas de diabetes no deben renunciar a este hábito saludable. ¿Cómo te ayuda el ejercicio físico? ¿Cuál es la práctica deportiva más recomendada?

por en Diabetes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Diabetes juvenil, En Forma
Última actualización:

    diabetes y ejercicio

    Diabetes: Actívate para controlar el azúcar. Los beneficios del ejercicio físico son múltiples, y entre ellos está el de ayudar a controlar los niveles de azúcar, lo que le convierte en un buen aliado para las personas diagnosticas de diabetes. Practicar deporte, mantenernos activos, disminuye los riesgos de padecer una complicación de la diabetes o trastorno cardiovascular. Además no debemos olvidar que el sedentarismo o la falta de ejercicio físico es uno de los principales enemigos de la salud al hacernos más vulnerables a padecer otros problemas detrás de los cuales también puede aparecer la diabetes, como los problemas de obesidad.


    Mantenernos activos, evitar el sedentarismo nos ayuda a ganar en años y en calidad de vida. La práctica de ejercicio físico nos reporta innumerables beneficios, entre los que se encuentra el ayudar a controlar los niveles de azúcar. Esto hace que el mantenernos activos y en forma sea una de las mejores barreras para prevenir la aparición de la diabetes y, en caso de tener ya un diagnóstico, favorecer el control de los niveles de azúcar en la sangre. Diferentes estudios e investigaciones médicas han avalado una de las recomendaciones y premisas básicas de salud, la práctica de ejercicio físico para prevenir, entre otras, las enfermedades cardiovasculares, sobre todo en pacientes con diabetes.


    Y es que precisamente las personas diabéticas son más vulnerables a padecer trastornos cardiovasculares, como infarto, arteriosclerosis, insuficiencia arterial o ictus.

    La prevención y el tratamiento de la diabetes pasan por revisar la dieta, mantener un peso saludable y practicar ejercicio físico.


    Entre los beneficios que médicos y especialistas reconocen a la práctica de ejercicio físico en la prevención y control de la diabetes se incluyen el mejorar la sensibilidad la insulina, mantener el peso (en los casos de sobrepeso es esencial para reducir los kilos de más), fortalecer los huesos y los músculos, aumentar la energía y el tono vital, evitar el estrés y la ansiedad, controlar la tensión arterial, favorecer el riego sanguíneo, mejorar los niveles de colesterol y los triglicéridos, así como reducir las necesidades diarias de insulina o de fármacos antidiabéticos orales. En este último beneficio también influye que la actividad física favorece que la insulina realice mejor su función.

    Antes de iniciar cualquier tipo de actividad física es conveniente verificar los niveles de glucosa (glucemia), dosis y el tipo de insulina, la cual debe administrarse al menos una hora antes de hacer ejercicio. La actividad o deporte a practicar debe ajustarse al diagnóstico y a nuestra capacidad física, por lo que es recomendable consultar al médico sobre cuál es el ejercicio que mejor nos irá de forma continuada, si debemos reajustar las dosis de insulina antes y después de practicar deporte y si necesitamos un aporte extra de alimentos con hidratos de carbono para evitar el riesgo de hipoglucemia (al practicar ejercicio descienden los niveles de glucosa). Los más recomendados son pasear, correr de manera suave, natación o andar en bicicleta. Deportes que no requieren ni un gasto excesivo ni un cambio de ritmo demasiado brusco.

    723

    ESCRITO POR PUBLICADO EN DiabetesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludDiabetes juvenilEn Forma

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares