Navidad 2016

Diabéticos: Alimentos prohibidos en su dieta

Diabéticos: Alimentos prohibidos en su dieta

Diabetes: Alimentos prohibidos en su dieta. Alimentos que pueden aumentar los niveles de glucosa en sangre y que, por tanto, no son aconsejables incluir en su dieta de manera habitual. La alimentación es una herramienta básica para el control de la diabetes. Seguir una dieta sana y equilibrada, con el suplemento de la práctica de ejercicio físico y los hábitos saludables como el no tomar alcohol o tabaco, es la mejor prevención y tratamiento para esta enfermedad. ¿Qué alimentos no debe tomar si tengo diabetes? Toma nota, la prevención empieza por conocer la enfermedad.

por en Alimentación, Diabetes, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Alimentos Prohibidos, Consejos, Diabetes juvenil, Glicemia
Última actualización:

    alimentacion diabetes

    Diabéticos: Alimentos prohibidos en su dieta. La premisa de una alimentación sana y equilibrada es válida para todos, no solo para las personas diabéticas, si bien, en este caso, debemos prestar especial atención a lo que comemos, evitando sobre todo los azúcares de absorción rápida, ya que forman parte del tratamiento. Una dieta con recomendaciones alimenticias, pero en la que también juegan un papel fundamental el horario de las comidas, la práctica del ejercicio físico y el control de otros problemas de salud como la hipertensión o el colesterol.


    Seguir una dieta sana y equilibrada es la mejor herramienta para evitar los problemas de peso o sobrepeso, uno de los factores de riesgo de padecer diabetes. La alimentación es clave en el tratamiento de una enfermedad que, en sus fases iniciales, puede ser silenciosa, ya que es la puerta de entrada de alimentos de riesgo que provocan un aumento de la glucosa en sangre. Razón de peso que comienza con el desayuno, una de las comidas más importantes del día y a la que, todavía hoy, seguimos desatendiendo. En el caso de los niños, el desayuno es fundamental para su desarrollo y para su rendimiento escolar. Desayunar mal, por ejemplo tomando solo un café, dejará a nuestro cuerpo sin las proteínas y vitaminas necesarias para empezar el día con la energía necesaria. Respecto a los horarios, es aconsejable comer en cantidades moderadas al menos cinco veces al día (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena). Si se sigue tratamiento con insulina, se deben acoplar coordina con el tiempo de las comidas.

    La dieta mediterránea, con el aceite de oliva como ingrediente estrella, y siendo la dieta más completa y equilibrada, es también la más recomendable para el menú de los pacientes con diabetes.

    La diabetes es una enfermedad crónica, pero perfectamente controlable. En cuanto a la alimentación, y atendiendo a las recomendaciones de la Fundación Diabetes, es importante:

    • Disminuir la ingesta de grasas de origen animal.
    • Evita los alimentos con azúcares (dulces y derivados, bollería, tartas). El azúcar debe ser sustituido por un edulcorante sintético como la sacarina.

    • Aumentar la presencia en nuestra dieta de verduras y hortalizas, frutas y legumbres. Tomar carne, pescado y huevos con moderación, apostando más por el pescado y evitando las carnes rojas. Es muy importante incluir en nuestra dieta alimentos frescos y naturales.
    • Derivados de la leche, como el queso graso o fermentado, y la leche condensada, no son nada recomendables.
    • Cuidado con los embutidos y los fiambres, ya que son alimentos muy grasos.
    • Las salsas, las preparadas con mantequilla o grasas animales, tampoco deben ser habituales en nuestra dieta.
    • Las bebidas o zumos edulcorados y azucarados es mejor evitarlo. Será más aconsejable tomar un zumo natural que uno preparado.
    • Evitar el consumo de alcohol (factor de riesgo de la hipoglucemia). También es importante evitar el hábito nocivo del tabaco.

    Unas sencillas recomendaciones te permitirán, si padeces diabetes, controlar tu alimentación y, por tanto, tu enfermedad. Seguir una dieta sana y un tratamiento acorde, no quiere decir que los diabéticos no puedan darse de vez en cuanto un pequeño capricho gastronómico. Se trata de no romper los hábitos saludables y, sobre todo, de no cometer excesos.

    707

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónDiabetesEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerAlimentos ProhibidosConsejosDiabetes juvenilGlicemia

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares