Disonancia cognitiva: Por qué pienso una cosa y hago otra

Pensar una cosa y decir o hacer otra es un conflicto mental que se conoce como disonancia cognitiva. Descubre qué hay detrás

por , il

    Disonancia cognitiva: Por qué pienso una cosa y hago otra

    La disonancia cognitiva define por qué pensamos una cosa y hacemos otra. Un curioso fenómeno que describió con la teoría de la disonancia cognitiva el psicólogo Leon Festinger, y que puede influir en la toma de decisiones en todas las parcelas de la vida. La disonancia cognitiva es un ejemplo de la complejidad del pensamiento humano.

    Cuando decimos o hacemos algo tratamos de hacerlo en coherencia con lo que pensamos, pero en ocasiones pueden surgir conflictos internos que nos llevan a pensar una cosa y hacer lo contrario. ¿Por qué se produce la disonancia cognitiva?

    Disonancia cognitiva en la toma de decisiones

    La teoría de Leon Festinger, recogida en el libro ‘Theory of Cognitive Dissonance’ (publicado en el año 1957), mantiene que como personas tenemos una necesidad interior de ser coherentes con nuestras creencias y actitudes. Sin embargo, hay factores externos y vivencias que pueden hacernos dudar o revisar nuestros pensamientos, opiniones o emociones.

    Un conflicto o falta de armonía que puede tener un impacto profundo sobre la salud emocional. No siempre somos capaces de aprovechar la disonancia cognitiva (un análisis más racional de la situación, por ejemplo), y el mantener al mismo tiempo dos pensamientos en conflicto puede conllevar malestar psicológico e incomodidad. Una tensión mayor cuando pensamos una cosa y hacemos otra, es decir, cuando interviene el pensamiento y la conducta.

    La disonancia cognitiva provoca una respuesta, y es que para que nuestro pensamiento vuelva a ser armónico tenemos que buscar nuevos datos y evidencias fiables.

    Ejemplos de disonancia cognitiva en la vida cotidiana

    Disonancia cognitiva en el trabajo, en la familia, en el amor… encontramos ejemplos múltiples en la vida cotidiana. Un ejemplo de disonancia cognitiva es la tensión mental que surge después de hacer una compra. ¿Es una buena o mala compra?, ¿hemos acertado?

    Otra disonancia clásica es la de los fumadores que, aún conociendo los efectos perjudiciales del tabaco para la salud, siguen fumando.

    Infidelidad y disonancia cognitiva

    El ejemplo más claro de disonancia cognitiva en el amor es lo que le sucede a la persona infiel. La mayoría afirma no serlo y, mucho menos les gustaría ser el engañado, pero hay quien hace lo contrario y busca justificaciones a su actitud. Sin embargo, la disonancia cognitiva puede agravarse y afectar a otras parcelas de la vida, y en este caso, la confesión suele ser la única solución para aliviar la ansiedad o malestar.