Navidad 2016

Diverticulosis: síntomas, causas y tratamiento

Diverticulosis: síntomas, causas y tratamiento

El bajo consumo de fibra alimentaria es una de las principales causas de un trastorno más común de lo que pensamos, la diverticulosis.

    Diverticulosis: síntomas, causas y tratamiento

    La diverticulosis, en términos médicos, se puede definir como la presencia de divertículos en la pared del colon, una especie de bolsitas de entre 5-10 milímetros y que suelen aparecer como consecuencia de una dieta pobre en fibra alimentaria, generalmente de fruta y verdura. La diverticulososis o diverticulitis es un trastorno bastante común, más frecuente entre las mujeres y cuya incidencia aumenta con la edad. También hay que subrayar que estamos ante un trastorno asintomático, ya que puede no presentar ningún tipo de síntoma y detectarse en un chequeo médico.

    Tal y como hemos señalado, una dieta pobre en fibra es la principal causa de este trastorno, el cual se puede ver agravado cuando se sigue una dieta demasiado rica en carnes rojas, hidratos de carbono, alimentos grasos, así como en pacientes obesos y en aquellos que toman medicamentos antiinflamtorios en exceso.

    Aproximadamente, según datos médicos, en un 75% de los casos no aparecen síntomas evidentes. En algunos casos, los gérmenes o restos fecales se pueden acumular en ellos y causar infecciones (diverticulitis aguda). Con el tratamiento adecuado, el trastorno remitirá, aunque hay que vigilar por si se produjeran complicaciones. Entre las más graves, peritonitis, fístulas, hemorragias, obstrucción intestinal o estrechamiento del colon.

    Cuando se padece diverticulitis aguda los síntomas sí son evidentes, como dolor abdominal en la parte baja del abdomen y episodios de fiebre.

    Para su diagnóstico el médico puede prescribir diferentes pruebas, como una colonoscopia, un TAC abdominal o un enema opaco o una radiografía abdominal. En cuanto al tratamiento, es fundamental revisar la dieta y evitar el estreñimiento, apostando por una alimentación rica en fibra (frutas, verduras, hortalizas y legumbres). Mantener el peso adecuado y practicar ejercicio físico de forma regular, además de ser dos hábitos saludables, son la mejor prevención contra la diverticulosis. Cuando se diagnostica este trastorno, el médico suele prescribir el ingreso del paciente durante unos 5-7 días para seguir un tratamiento a base de hidratación, antibióticos y analgésicos endovenosos. Para evitar recaídas es fundamental seguir una dieta rica en alimentos con fibra (frutas, verduras, pan integral, legumbres…).

    También te puede interesar: Colonoscopia: Alimentos que se pueden tomar antes de hacerla y descubre los mejores remedios naturales para el colon irritable.

    487

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares