Dolor de estómago: remedios caseros de la abuela fáciles y eficaces

Decir adiós al dolor de estómago con los remedios de la abuela, un molesto dolor que con frecuencia aparece después de las comidas.

por , il

    Dolor de estómago: remedios caseros de la abuela fáciles y eficaces

    El dolor de estómago o dispepsia es una molesto trastorno que se localiza en la zona del abdomen, entre el pecho y la ingle. Un molesto dolor que suele ser síntoma de problemas digestivos, aunque también puede darse dolor de estomago por nervios y ansiedad.

    ¿Qué remedios son buenos para el dolor de estómago? Los remedios caseros de la abuela pueden ser un buen complemento para prevenir y para quitar el dolor de estómago. Una particular botica de remedios elaborados con ingredientes naturales con efectos beneficiosos para el sistema digestivo. En caso de que el dolor persista o se intensifique, consultar al médico.

    Causas del dolor de estómago

    Conocer las causas del dolor de estómago es clave para tomar el remedio de la abuela más eficaz, teniendo en cuenta además cuándo aparece (dolor de estómago después de comer, dolor de estómago durante la noche…) y con qué frecuencia. Las causas más comunes son:

    • Dolor de estómago por comer en exceso.
    • Dolor de estómago por comer grasa, por ejemplo, por seguir una dieta con alimentos grasos.
    • Dolor de estómago por comer picante.
    • Dolor de estómago por estrés o ansiedad, que además aumenta los gases y los depósitos de grasa en el vientre.
    • Intolerancia alimentaria.
    • Problemas de gastritis o reflujo gastroesofágico

    Remedios de la abuela para dolor de estómago

    El dolor de estomago suele provocar pesadez, hinchazón, digestión lenta y tensión en la pared muscular. Si el dolor es puntual y esporádico, podemos recurrir a algunos remedios naturales.

    Agua de laurel para dolor de estómago

    laurel para dolor de estomago

    El laurel es bueno para el dolor de estómago pasajero. Para preparar el agua de laurel, hervir dos tazas de agua con un puñado de hojas de laurel y la cáscara de medio limón. Hervir hasta que la mezcla se reduzca a la mitad. Filtrar, dejar reposar unos minutos y tomar. Si nos resulta demasiado amarga la mezcla se puede añadir una pizca de azúcar.

    Regaliz para el dolor de estómago

    regaliz para dolor de estomago

    El regaliz preparado en infusión, y combinado con llantén, es un remedio casero recomendado para el dolor de estómago por gastritis. Esta infusión ayuda a bajar la inflamación de las paredes del estómago y calmar las molestias que produce, ya sea en forma de dolor o de acidez estomacal. Añadir media cucharadita de regaliz y media de llantén a una taza de agua hirviendo, dejar reposar unos minutos y filtrar. Endulzar con un poquito de miel. Tomar una taza después de cada comida principal.

    Cardo mariano para digestiones pesadas

    cardo mariano dolor de estomago

    Si el dolor de estómago es sinónimo de digestión difícil, el remedio natural es el cardo mariano. Tomado en infusión agiliza la digestión de las comidas copiosas o grasientas al estimular la producción y la disponibilidad de bilis. La mejorana también ayuda a acelerar la digestión y a prevenir los gases. En este caso, vale la pena mezclar a partes iguales con otras plantas digestivas, como la salvia, el hisopo y la albahaca.

    Agua de arroz para dolor de estómago

    arroz agua dolor de estomago

    El agua de arroz facilita la digestión y protege el estómago. Para preparar el agua de arroz, hervir media taza de arroz en un 1,5 litros de agua durante 15-20 minutos a fuego lento. Filtrar y dejar enfriar el líquido antes de tomarlo. Se puede endulzar con una pizca de miel.

    Bicarbonato de sodio para el dolor de estómago

    bicarbonato para dolor de estomago

    El bicarbonato de sodio y limón es uno de los remedios caseros más conocidos. Alivia la acidez estomacal. Mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio y zumo de medio limón en una taza de agua.

    Jengibre para dolor de estómago

    jengibre dolor de estomago

    El jengibre es bueno para la acidez y es una raíz apreciada por su efecto digestivo y antiinflamatorio. Para tomarla en infusión, añadir un trozo de raíz de jengibre y zumo de a una taza de agua hirviendo. Dejar reposar 10 minutos antes de tomar. Se pueden tomar 2-3 tazas al día.