Navidad 2016

Dolor estomacal: Claves para prevenir molestias después de las comidas

Dolor estomacal: Claves para prevenir molestias después de las comidas

Dolor estomacal: Claves para prevenir molestias después de las comidas. Todos en algún momento de la vida padecemos dolor de estómago, pero cuando se vuelve recurrente puede ser señal de que algo no va bien en nuestro organismo. Una de las causas o factores desencadenantes está en la alimentación, en concreto, en descuidar la dieta.

por en Alimentación, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Gastritis, Inflamación abdominal
Última actualización:

    dolor estomacal

    Dolor estomacal: Claves para prevenir las molestias después de las comidas. Pesadez, hinchazón, fatiga e indigestión son algunos de los síntomas que acompañan al dolor de estómago, una dolencia cuya respuesta está muchas veces detrás de nuestra alimentación. Por lo tanto, la prevención debe ser la primera estrategia. La dieta, el consumo de tabaco, determinados fármacos, el estrés, el exceso de peso o comer demasiado deprisa pueden ser factores desencadenantes de dolor de estómago y otras molestias estomacales.


    ¿Sientes una sensación de pesadez, dolor, ardor e indigestión después de comer? El dolor de estómago, también denominado dispepsia, es una dolencia común que todos hemos padecido en algún momento de nuestro vida, pero cuando se convierte en recurrente puede ser un riesgo para nuestra salud. Debemos consultar al médico, ya que puede ser indicador de problemas como gastritis, úlceras o trastornos de la vesícula biliar. En otros casos la dolencia también puede estar relacionada con alguna intolerancia alimentaria (gluten, lactosa…).

    No obstante, un tipo frecuente de dolor de estómago es el que está relacionado con los hábitos poco saludables, sobre todo en lo que alimentación se refiere. No siempre recordamos que la dieta juega un papel esencial en la prevención de los trastornos gástricos. Desequilibrios que podemos corregir precisamente promoviendo unos hábitos y una dieta más sana, variada y equilibrada y que no es otra que incluye los nutrientes esenciales que requiere nuestro organismo para mantenerse activo. Si notamos que algo no anda bien en nuestro sistema digestivo después de las comidas conviene revisar la dieta.

    De hecho, un tipo frecuente de indigestión como la acidez estomacal, una sensación de ardor debajo del esternón, suele aparecer cuando se ha tomado una comida copiosa o preparada a base de especias y alimentos picantes. En este caso normalmente está causada por una irritación del esófago.

    Los espasmos o dolores punzantes en el estómago, pecho o los hombros, es otro tipo de indigestión que también puede provocar gases.

    Algunos alimentos contribuyen más que otros a provocar acidez, como los fritos, el exceso de cafeína o de zumos de tomate (contiene mucho ácido) o los alimentos ricos en grasas.

    En ocasiones puede presentarse un dolor en el lado izquierdo del abdomen, cuya principal síntoma son los gases que se acumulan en el estómago. Un dolor que puede ser leve o intenso. En este caso, la prevención también puede venir de la mano de la dieta, evitando algunos alimentos como la col, las comidas copiosas y masticar bien (de hecho, se conviene masticar cada bocado quince veces para facilitar la digestión).


    El tabaco es, en general, perjudicial para la salud y, en concreto, para nuestro estómago, ya que entre otros efectos reduce el flujo sanguíneo de la mucosa gástrica e incrementa la secreción de ácido. Además, en el caso de ser fumador y padecer algún problema gástrico dificulta la curación y puede inducir a la aparición de otros problemas.

    680

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludGastritisInflamación abdominal

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares