Navidad 2016

Donación de médula: Solo 1 de cada 4 tiene un familiar compatible

Donación de médula: Solo 1 de cada 4 tiene un familiar compatible

Donación de médula: Solo 1 de cada 4 tiene un familiar compatible, de ahí la importancia de concienciar e informar a la población sobre la necesidad de hacerse donante de médula, un procedimiento sencillo e indoloro que puede ayudar a salvar vidas. El trasplante de médula ósea es, para muchos pacientes, la única opción para el tratamiento de la enfermedad tras varias recaídas. Sin embargo, solo en el 25% de los casos pueden recurrir a un hermano o familiar.

por en Enfermedades frecuentes, Noticias Médicas, Salud de Mujer, Sangre
Última actualización:

    donacion medula osea

    Donación de médula: Solo 1 de cada 4 tiene un familiar compatible. El trasplante de médula ósea es, para muchos pacientes, la única opción para plantar cara a esta enfermedad de la sangre. Sin embargo, encontrar un donante de médula no siempre es fácil, ya que, contrariamente a lo que se piensa, los familiares cercanos no son compatibles. De ahí la necesidad de concienciar a la población de la importancia de ser donante de médula, una donación indolora y sencilla que puede ayudar a salvar vidas.


    Es cierto e innegable, los datos lo atestiguan, que España es líder en donación de órganos y trasplantes. Sin embargo, todavía parece quedar una asignatura pendiente y es la donación de médula, único tratamiento posible para muchos de los pacientes que padecen este trastorno de la sangre. Contrariamente a lo que se pueda pensar, los familiares no son siempre compatibles. De hecho, solo uno de cada 4 pacientes diagnosticados tiene la posibilidad de recurrir a un familiar para recibir un trasplante de médula ósea.

    Leucemia, linfomas o problemas de insuficiencia medular (aplasia medular o talasemia) son algunas de las enfermedades que requieren, como mejor opción terapéutica para su tratamiento, una donación de médula ósea. Estamos ante graves trastornos de la salud, enfermedades de la sangre que provocan que las células madre dejen de fabricar glóbulos rojos y blancos. En el primer caso, se reducen los niveles de oxígeno y, en el segundo, las defensas y las plaquetas, conllevando riesgos de infecciones y hemorragias. Por su parte, en el caso de la leucemia, los pacientes también pueden requerir tratamiento con quimioterapia para combatir las células malignas que producen las células madre de nuestra médula ósea. Si el trasplante inicial no funciona, es decir, cuando se producen recaídas, la única opción que se presenta es el trasplante de médula ósea.

    Y aquí es donde entra en juego la solidaridad y la generosidad de ser donante.

    Aunque somos un país líder en donación, en el caso de la médula ósea, como insisten familiares y pacientes, todavía tenemos una asignatura pendiente, en gran medida por falta de información. La donación de médula ósea es indolora y sencilla, y se basa en la extracción de tejido que se localiza en el interior de los huesos, en el cráneo, esternón, vértebras, costillas y pelvis. Para una mayor concienciación, han sido los propios pacientes los que han puesto en marcha una campaña a través de las redes sociales para pedir al Ministerio de Sanidad mayor implicación, con la realización de acciones tanto informativas como de captación de donantes.

    Según los datos aportados por la Fundación Josep Carreras, actualmente se tarda una media de 4 meses en encontrar un donante compatible con el paciente, ya que, como hemos señalado antes, los familiares no son siempre la mejor opción. De hecho, sólo en el 25% de los casos el donante es un hermano o familiar directo. Actualmente, en España contamos con el Registro de Donantes de Médula Ósea, directamente conectado con la Red Mundial de Donantes de Médula.

    Para ser donante de médula ósea, además de gozar de buena salud, hay que tener entre 18 y 55 años. En cada comunidad autónoma, los donantes encontrarán un centro de referencia al que acudir para que le sea extraída una muestra de sangre. Una vez analizada, será incluida en el registro nacional. En el caso de que reciba una llamada, por compatibilidad con un paciente, será cuando se proceda a la extracción de la médula, siguiendo, en la mayoría de los casos, el procedimiento por aféresis, el cual no requiere anestesia, es indoloro y solo dura unas pocas horas. También se puede recurrir a la punción en la cadera para la extracción de células madre. En este caso sí se requiere anestesia, aunque en la mayoría de los casos se recibe el alta al día siguiente.

    833

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesNoticias MédicasSalud de MujerSangre

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares