Duchas vaginales naturales para la cándida y otras infecciones

Las duchas vaginales naturales pueden ser una solución muy útil para combatir los molestos síntomas que acompañada a la candidiasis y otras infecciones que afectan a la zona íntima femenina.

por , il - Última actualización

    Picor, enrojecimiento e, incluso, dolor son algunas de las molestias más comunes de las infecciones que afectan a la zona íntima femenina, como puede ser la candidiasis (causada por un hongo). Además del tratamiento farmacológico que prescriba el médico, también puede ser útil recurrir a soluciones naturales para aliviar los molestos síntomas de este tipo de infecciones. Las duchas vaginales naturales aprovechan las propiedades terapéuticas (antibacterianas y antifúngicas).

    1. Cómo combatir la cándida

    Contra las infecciones bacterianas o micóticas, pueden resultar muy útiles las hierbas con propiedades calmantes y antiinflamatorias, como la manzanilla, la angélica, el ciprés o la salvia. Para las duchas vaginales, utilizarlas en forma de aceite esencial, diluida en agua, entre 1-2 veces al día (entre 6 y 10 gotas de aceite por cada 2 litros de agua).

    2. Árbol de té para infecciones

    Considerado por los pueblos aborígenes de Australia como el sanador más versátil de la naturaleza, es ideal como remedio natural. Es un antiséptico, antifúngico, calmante y antibacteriano. Se puede utilizar en forma de supositorios vaginales o como aceite esencial (4 gotas en un litro de agua) para duchas vaginales (2 veces al día).

    3. Bicarbonato de sodio

    El bicarbonato es uno de los remedios de la abuela, considerado un excelente antiácido y desinfectante, capaz de equilibrar el pH de las zonas íntimas y aliviar el ardor y el prurito. Para duchas vaginales externas, diluir 2 cucharaditas de bicarbonato en 2 litros de agua tibia (repetir 2 veces al día).

    4. Semillas de pomelo

    El extracto de semillas de pomelo también puede ser un remedio natural eficaz contra estos molestos síntomas. Se puede tomar en forma de gotas o utilizar para las duchas externas (añadir 10 gotas en 2 litros de agua). Otra opción es añadir al agua unas gotas de aceite de lavanda.

    5. Flores de saúco

    Con el saúco se prepara una mezcla natural que puede ayudar a aliviar los molestos síntomas de las infecciones vaginales. Mezclar en un litro de agua 40 gramos de flores de saúco y 50 de flores de maravilla. Hervir durante unos minutos, retirar del fuego y dejar reposar otros 20 minutos.

    Viajes y vacaciones