Ectopia cervical: Síntomas y causas del sangrado del útero

Ectopia en el cuello del útero: síntomas y causas. La ectopia puede ser congénita -se detecta en las niñas al nacer y desaparece en la edad adulta-, pero también puede estar causada por infecciones o inflamación. Aunque no se considera una patología grave, sí requiere diagnóstico y tratamiento.

  • Comenta
ectopia
imujer

Conocer los síntomas y causas de la ectopia en el cuello del útero o ectopia cervical nos permitirá saber que estamos ante una dolencia que, aunque por el nombre puede generar preocupación, se trata simplemente de una lesión en el cuello del útero. No en vano, bajo el término médico de ectopia se engloba una serie de patologías que, en algunos casos, sí pueden ser más severas, como la ectopia del cristalino del ojo, la ectopia renal o la ectopia cordis (desplazamiento del corazón en el desarrollo fetal). En líneas generales la ectopia se define como la presencia de un tejido u órgano fuera de su localización natural.

La ectopia en el cuello del útero define la lesión en esta zona o salida hacia el exterior del tejido que recubre la mucosa endocervical. Puede ser de un tamaño más o menos relevante y causas ciertos síntomas molestos –picor, escozor, aumento del flujo vaginal, entre otros-, aunque hay que subrayar que no se trata de una dolencia severa y con consecuencias negativas. Hay que tener en cuenta que el cuello del útero no solo varía de una mujer a otra, sino que a lo largo de la vida va sufriendo variaciones y modificaciones, sobre todo en etapas como el embarazo –parto incluido- o la edad reproductiva. Lógicamente, prevenir es invertir en salud, por lo que conviene, no solo certificar con las correspondientes revisiones ginecológicas, si padecemos o no un problema de este tipo, sino conocer las causas.

En cuanto a la ectopia cervical y embarazo, no debes preocuparte, pues no tiene efectos negativos sobre este. Pero entonces, ¿es posible la ectopia cervical sangrante en el embarazo? La respuesta es sí.

Ectopia cervical: causas

La ectopia puede ser congénita, casos en los que para diferenciarla se denomina ectropión y que difiere de la ectopia causada por inflamaciones recurrentes o mal tratadas. La ectopia congénita se diagnostica en las niñas al nacer, y puede persistir hasta que llega a la edad adulta. La ectopia también puede ser una consecuencia directa del parto. Los cambios hormonales y físicos a los que se ve sometido el cuerpo de la mujer a lo largo de las diferentes etapas de la vida también explican en muchas ocasiones la aparición de este tipo de dolencias.

Ectopia: síntomas

La ectopia cervical, una de las enfermedades del cuello de útero, suele ser asintomática y solo se diagnostica después de un examen ginecológico. Lógicamente, tanto el tamaño como la ubicación determinan los síntomas, los cuales suelen estar relacionados con un malestar general íntimo, como la pérdida de sangre durante las relaciones de pareja o aumento del flujo entre los ciclos menstruales. En los casos en los que aparece inflamación y la ectopia cervical sangrante es necesario aplicar un tratamiento para la ectopia cervical y así combatir los síntomas.

Aunque la sintomatología sea soportable, hay que consultar al médico ya que las lesiones de este tipo pueden favorecer la inflamación e infección de manera más frecuente, lo que sí constituye un factor de riesgo de desarrollar lesiones precancerosas. Un examen ginecológico de rutina, una vez al año es suficiente, así como unas reglas básicas de higiene íntima son las mejores herramientas preventivas.

En los casos más extremos se puede recurrir a la cirugía, una operación que no requiere hospitalización (diatermia).

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

martes 16/07/2013 escrito por Isabel en ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
Síguenos EllaHoy
vuelve arriba