Ejercicios para brazos y escote: ¡Tonifícalos!

Ejercicios para lucir brazos y escote. Ejercicios específicos que te ayudarán a recuperar el tono de estas zonas y a evitar la temida flacidez, especialmente en la cara interna de los brazos. Ponerte en forma nunca fue tan fácil.

por , il - Última actualización

    Ejercicios para brazos y escote: ¡Tonifícalos!

    Especialmente con la llegada del calor, llega el momento de lucir sin complejos los brazos y el escote. Y para tonificar estas dos partes del cuerpo, aquí tienes un plan de ejercicios que te ayudarán a poner en forma los brazos y a moldear el torso.

    Ejercicios que puedes poner en práctica en casa y que, aunque exigen constancia, no te supondrán un gran esfuerzo. Los brazos no son una de las zonas más rebeldes a la hora de tonificar, con lo que los resultados serán visibles mucho antes. Estos ejercicios se pueden compaginar con otros aeróbicos. Por ejemplo, bailar durante 5 minutos al día te ayuda a mover todos los músculos del cuerpo y a estilizar mejor el contorno de los brazos y del pecho.

    1. Ejercicio 1: Empezamos con un ejercicio que nos ayudará a quemar grasa. Nos colocamos de pie, con las piernas separadas (una zancada, aproximadamente) y los brazo estirados a los lados. Nos desplazamos a derecha e izquierda llevando el peso del cuerpo a un lado y elevando el talón del lado contrario. Cada vez que demos una zancada, flexionamos los brazos. Repite el ejercicio durante 5 minutos.
    2. Ejercicio 2: De pie, con los pies juntos. Adelantamos la punta del pie derecho hacia delante y elevamos los brazos. Los bajamos y cambiamos de pie mientras los volvemos a subir. Repetir este movimiento 5 veces por cada pie.
    3. Ejercicio 3: Nos colocamos de pie, con la espalda recta y los pies separados a la altura de la cadera. Mantenemos los brazos estirados a los lados del cuerpo. Empezamos elevando y bajando un hombro, y después del otro. Repetir 8 veces. Mantenemos la postura, de pie, y hacemos rotaciones alternas de hombro, de delante hacia detrás. Cambiamos el sentido, de atrás hacia delante. Repetir 8 veces.
    4. Ejercicio 4: Para este ejercicio necesitamos una silla. Apoyamos una mano en la silla, y la rodilla flexionada sobre ella. Doblamos el brazo llevando la mano hacia el hombro y estiramos hacia atrás. Repite 8 veces por brazo. A continuación, cogemos una goma enrollada en las dos manos y apoyamos el codo derecho sobre la mano izquierda. Estiramos el brazo tensando la goma y volvemos a flexionar 6 veces. Cambia de brazo.
    5. Ejercicio 5: Sujetamos una pesa en cada mano y pegamos los codos a la cintura. Doblamos los dos brazos al mismo tiempo, 8 veces. Después, repetimos el ejercicio flexionando de forma alterna.

    ¿Qué beneficios nos van a reportar estos ejercicios? En primer lugar, son perfectos para recuperar las posturas corporales adecuadas (hombros derechos y espalda recta). Además, son ideales para fortalecer los bíceps, evitar la flacidez de la cara interna de los brazos y rejuvenecer la zona del pecho. Y un último consejo, para evitar las antiestéticas arrugas que suelen aparecer en la zona del escote, es bueno mantener una buena postura corporal, así como caminar con la cabeza erguida y la espalda recta, y dormir boca arriba con una almohada baja.

    También te puede interesar: Ejercicios para aumentar pecho: los más eficaces y los mejores ejercicios sin aparatos para hacer en casa.

    Viajes y vacaciones