El chocolate se podría extinguir para el 2050

En apenas tres décadas el chocolate se podría extinguir a consecuencia del cambio climático. ¿Qué hacer si el chocolate se acaba?

por , il

    El chocolate se podría extinguir para el 2050

    ¿Corre el chocolate el riesgo de extinguirse? Los científicos han alertado de que el chocolate se está acabando, sin duda una noticia que sobrecogerá a los más adictos a uno de los alimentos más tentadores. Y además ponen fecha al momento, el año 2050, lo que se traduce en apenas tres décadas para seguir disfrutando de los beneficios del chocolate. El motivo, el cambio climático que podría extinguir las plantaciones de cacao.

    Las consecuencias del cambio climático y el calentamiento global afectan directamente al medio ambiente y, por tanto, a la producción de alimentos. Calor y sequía que ponen en riesgo la plantación de cultivos, entre los que se encuentran el cacao, y cuya producción se concentra principalmente en África Occidental (Costa de Marfil y Ghana suman más de la mitad de la producción mundial), seguido de Ecuador (zona en la que solo se puede cultivar en una franja tropical a 20 grados al norte).

    ¿Por qué se acaba el chocolate?

    el chocolate se acaba

    Los científicos de la Universidad de California, en Estados Unidos, han sido los últimos en alertar sobre las consecuencias del calentamiento global, lo que podría terminar con el chocolate si antes no se pone remedio para trasladar su cultivo a zonas de más altitud e, incluso, a zonas del planeta. Otra alternativa planteada por los expertos, y que se ha convertido en una de las principales líneas de investigación en el campo de la alimentación afectada por los cambios de temperatura y ciclos de sequía, es desarrollar semillas de cacao más resistentes a las adversidades del cambio climático.

    Y esto es precisamente lo que los investigadores de la Universidad de California en Berkeley se han propuesto, con el apoyo de la compañía de dulces Mars y utilizando una novedosa tecnología denominada CRISPR para realizar ajustes en el ADN de las semillas de aquellos cultivos más amenazados por el cambio climático.

    El chocolate se extrae de las bayas del árbol de cacao, una especie que requiere unas condiciones muy específicas (mucha agua y humedad) para crecer y dar frutos. Esto supone que cualquier cambio en las condiciones climatológicas tenga severas consecuencias para su crecimiento.

    Un estudio en la misma línea, realizado por la Universidad Federal del Oeste de Pará (Brasil), también alerta de las consecuencias del cambio climático sobre este cultivo en América, al prever un incremento de las temperaturas de cerca de dos grados centígrados en 2050, lo que haría prácticamente inviable su consumo. ¿Es posible un mundo sin chocolate?