Navidad 2016

Embarazo: ¿Por qué tomar hierro a diario?

Embarazo: ¿Por qué tomar hierro a diario?

Embarazo: ¿Por qué tomar hierro a diario? La ingesta diaria de 66 miligramos al día, tal y como han constatado los investigadores, puede ayudar a prevenir la anemia en la madre y el riesgo de bajo peso al nacer del futuro bebé. Efectos beneficiosos en los que han indagado los especialistas para mejorar la prevención de trastornos asociados al periodo de gestación.

    Embarazo: ¿Por qué tomar hierro a diario?

    Embarazo: ¿Por qué tomar hierro a diario? Para prevenir una posible anemia en la madre y el riesgo del futuro bebé de nacer con bajo peso. Dicho de otro modo, y según constatan los investigadores, la ingesta diaria de hierro durante el embarazo, un mineral esencial, se vincula con un aumento del peso del futuro bebé al nacer. Efectos en los que han indagado los especialistas y que se traducirían en la toma de 66 miligramos de hierro diarios, una cifra similar a la recomendada por la Organización Mundial de la Salud, 60 miligramos por día.


    ¿Qué papel desempeña la toma de hierro durante el embarazo? Es la pregunta que se han hecho investigadores de Estados Unidos y Reino y a la que tratan de dar respuesta tras analizar más de 90 estudios previos con la participación de cerca de dos millones de mujeres. Los resultados reflejan que el hierro es un mineral esencial durante el embarazo, ya que está directamente relacionado con la aparición de anemia. La ingesta diaria de hierro no solo previene la anemia prenatal, sino que evita el riesgo del futuro bebé de bajo peso al nacer (mayor riesgo a su vez de parto prematuro).

    La siguiente pregunta es, lógicamente, cuánto hierro hay que tomar a diario durante el embarazo. Los investigadores apuntan que los efectos beneficiosos del hierro se mostraron con una ingesta diaria de 66 miligramos, una cifra que coincide con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud, OMS, que sitúa en los 60 miligramos la dosis de hierro recomendada durante el periodo de gestación.


    La falta de hierro no solo es la carencia nutricional más frecuente en el mundo, sino la principal responsable de la aparición de anemia durante el embarazo. Estudios anteriores ya habían sugerido el vínculo entre anemia prenatal y parto prematuro, pero arrojaban algunas lagunas sobre los efectos del hierro. Por este motivo, los investigadores decidieron analizar los resultados de casi un centenar de estudios –ensayos aleatorios y estudios de cohorte- sobre la ingesta de hierro y la anemia, con la participación de cerca de dos millones de mujeres. Así, se ha podido constatar que la toma diaria de hierro incrementa los niveles de hemoglobina y reduce de manera notable los riesgos de padecer anemia prenatal.

    Aunque, como explican los autores del estudio, no se detectó una disminución del riesgo de parto prematuro como consecuencia de la toma de hierro, los estudios de cohorte sí mostraron un mayor riesgo de bajo peso al nacer del futuro bebe y de nacimiento prematuro con anemia entre el primer y el segundo trimestre del embarazo. Al ir aumentando de manera progresiva la dosis -10 miligramos de hierro por día hasta alcanzar los 66 miligramos totales-, el riesgo de la madre de padecer anemia se redujo un 12%, el peso al nacer del bebé aumento en 15 gramos y el riesgo de bajo peso al nacer se redujo un 3%.

    Los resultados de este nuevo estudio sugieren que el hierro no solo es un mineral esencial, sino que tomado durante el embarazo en las cantidades recomendadas puede ser una herramienta preventiva interesante para mejorar los niveles hematológicos de la madre, cuidar el peso tanto de la madre como del futuro bebé al nacer.

    661

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Alimentación EmbarazoEmbarazoInvestigaciones MédicasPrevenciónSalud de MujerParto Prematuropeso embarazoProblemas embarazo

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares