En qué consiste la cirugía estética de reconstrucción del seno

En qué consiste la cirugía estética de reconstrucción del seno

Los avances en el campo de la cirugía permiten que hoy en día una mujer que se ha sometido a una mastectomía puede recuperar la mama extirpada.

    La reconstrucción del seno es una cirugía que permite recuperar su forma tras la mastectomía, operación quirúrgica para tratar o prevenir el cáncer de mama, el tumor más frecuente en las mujeres, mediante la extirpación parcial (tumorectomía) o completa del seno (mastectomía). En España se diagnostican, según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), alrededor de 25.000 nuevos cánceres de mama al año.

    Una cirugía que puede realizarse en la misma operación de mastectomía o posteriormente (meses e, incluso, años después). En el primer caso, se lleva a cabo la denominada mastectomía conservadora de piel para cubrir la reconstrucción del seno. Si se realiza a posteriori, la mujer se someterá a la reconstrucción una vez recuperada de la mastectomía y tras terminar el tratamiento terapéutico prescrito (radioterapia). Tras la mastectomía, el seno afectado se puede reconstruir con implantes de silicona o solución salina o con tejido autógeno (tejido de otra zona corporal de la mujer). Es importante subrayar, tal y como apuntan desde la AECC, que la decisión de reconstruirse la mama es totalmente personal , una decisión que debe tomarse contando una buena información. De hecho hay mujeres que optan por no someterse a esta cirugía, optando por otras alternativas como las prótesis externas adaptadas a sujetadores. Es importante hablar con el oncólogo y el cirujano para decidir cuál es la mejor opción en función de cada caso, y teniendo además en cuenta el impacto emocional que puede haber provocado en la mujer la extirpación de la mama.

    La reconstrucción mamaria debe llevarla a cabo un cirujano plástico. Gracias a los avances en cirugía, pero también en el tratamiento a pacientes diagnosticados de cáncer de mama, hoy en día se puede reconstruir una mama similar en tamaño, forma y textura.

    Existen diferentes técnicas para reconstruir la mama:

    • Reconstrucción mediante expansores: Se trata de expandir la piel para colocar posteriormente una prótesis.

      Se introduce una especie de globo (expansor) que se va rellenando con una solución de suero salino hasta que la piel se haya expandido; posteriormente será retirado para sustituir por la prótesis.

    • Reconstrucción con tejidos abdominales: Esta utiliza los tejidos de la paciente, como la piel y la grasa de la parte baja del abdomen. Es una técnica recomendada para mamas voluminosas.
    • Reconstrucción con tejidos de la espalda: Se reconstruye la mama utilizando piel y grasa de la espalda.

    La areola y el pezón se suelen reconstruir en una cirugía posterior con anestesia local. La areola, por ejemplo, se puede reconstruir con injerto de piel de la ingle. Para el pezón, por su parte, se utiliza la piel de la mama reconstruida.

    También te puede interesar: Cáncer: Guía de cuidados dermatológicos y toma nota de las 10 cosas que debes saber sobre el cáncer de mama y

    639

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerCirugía PlasticaSalud de MujerConsejos SaludSeno
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares