Enema casero: Cómo hacerlo y precaucaciones

Si recurres al enema casero para limpiar el intestino toma buena nota de cómo y cuándo hacerlo para evitar riesgos innecesarios.

por , il - Última actualización

    Enema casero: Cómo hacerlo y precaucaciones

    El enema casero es una solución para limpiar el colon, mejorar la función intestinal y lubricar las heces en casos severos de estreñimiento. El enema o lavativa intestinal consiste en introducir un líquido en el intestino, a través del recto, para eliminar las sustancias tóxicas que quedan retenidas y restablecer los peristaltismos intestinales.

    Al igual que con el uso de laxantes, el enema casero se debe utilizar como una solución puntual, no de manera rutinaria. El procedimiento, aunque no es complicado, debe hacerse correctamente para que la limpieza sea efectiva.

    Cómo preparar un enema casero

    Lo primero es reunir el material, un kit de enema que incluirá una bolsa de enema (donde se coloca el líquido), una cánula y un tubo o sonda rectal.

    El enema con agua templada es el más común, pero también están los enemas con hierbas, como manzanilla, ajenjo o cola de caballo. En estos casos, hervir el agua con las hierbas durante 10 minutos y dejar enfriar antes de aplicar.

    La cánula se introduce en el recto (puedes aplicar un poco de vaselina a la cánula), adoptando la posición de Sims: tumbado sobre el lado izquierdo, con la pierna izquierda extendida y la derecha flexionada. Cambiar de postura (tumbarse del lado derecho) para retener unos minutos el enema antes de evacuar en el inodoro.

    ¿Cuál es la temperatura del agua para un enema? El líquido que se vaya a introducir debe estar a una temperatura de entre 37ºC y 40ºC. Nunca superar los 41ºC.

    Es aconsejable tomar más frutas y verduras crudas los días que te pongas un enema.

    Enema casero con aceite de oliva

    En caso de estreñimiento severo, para deshacer las heces y favorecer su evacuación, se puede recurrir a este tipo de enema. Para su preparación añadir al agua hirviendo (3 tazas) unas 10 cucharadas de aceite de oliva. Retirar del fuego y esperar hasta que el líquido esté templado.

    Enema casero con café

    El enema de café favorece la eliminación de toxinas y activa el drenaje hepático. Para la receta del enema casero con café se añaden 5 cucharadas de café en medio litro de agua y se deja hervir durante 10 minutos. Colar y dejar enfriar.

    Riesgos de un enema casero

    • Evitar el uso de enemas con agua o con hierbas laxantes en caso de embarazo.
    • Evitar utilizar enemas en caso de cirugía reciente en la zona rectal o de fisuras o hemorroides que cursan con dolor.
    • El enema no es totalmente inocuo, ya que como recuerdan los expertos en medicina, puede causar oclusión intestinal, desgarro perineal o peritonitis si se administra incorrectamente.
    • En caso de dolor abdominal o sangrado, consulte inmediatamente al medico.
    • Utilizar siempre material de enema limpio o esterilizado, y nunca forzar al introducir la cánula.
    • Cuidado con la temperatura del enema, ya que demasiado caliente puede dañar la mucosa intestinal.

    También te puede interesar: Abuso de enemas: Riesgos para la salud de los laxantes y toma nota de los 5 remedios naturales para el estreñimiento ocasional.

    Viajes y vacaciones