Navidad 2016

Enfado: cómo podemos controlar nuestra ira

Enfado: cómo podemos controlar nuestra ira

Enfado: cómo podemos controlar nuestra ira. Enfadarse es algo normal pero siempre que se haga de manera controlada y no continuada, ya que puede acarrearnos hasta problemas de salud.

por en Psicología, Salud de Mujer, Ansiedad, Consejos Salud
Última actualización:

    enfado

    Enfado: cómo podemos controlar nuestra ira. El trabajo, la pareja, los hijos, la situación que vivimos en España… son muchas las cosas que pueden hacernos enfadar a lo largo de un solo día y que hagan que nuestra ira nos coma por dentro. Cuando se está enfadado es bueno exteriorizarlo, porque reprimir este sentimiento de ira por mucho tiempo a la larga no es bueno, pero debe hacerse de una manera controlada y sabiendo mantener la raya. Vale que nos enfademos, pero sí este enfado es constante puede traernos hasta problemas de salud, por lo que es mejor tener en cuenta unas pautas para que nuestros enfados se desarrollen en su justa medida.

    Todos los días podemos tener motivos para enfadarnos, como por ejemplo por las mentiras en la pareja, y no por ello hay que reprimirse, pero si controlarse para que el problema vaya a más, ya que el enfadarse tanto constantemente puede traernos hasta problemas de salud.

    Enfadarse mucho puede afectarnos al estado emocional y hacer que padezcamos intranquilidad, ansiedad, depresión, insomnio, etc., en incluso puede provocarnos enfermedades cardiacas o de presión arterial, con lo que es fundamental controlar esos momentos de ira para que no se nos vaya de las manos.


    • Lo primero de todo es saber por qué nos enfadamos, entender el motivo y valorar si realmente es algo por lo que hay que enfadarse o estamos haciendo un mundo de algo que no merece la pena.

    • Ser realistas y comprender que no siempre tenemos que tener razón ni que podemos hacer lo que nos venga en gana, nos puede ayudar a acabar con muchos enfados caprichosos que lo único que hacen es crisparte y pasar un mal rato absurdo.
    • Cuando nos enfadamos debemos controlar las formas en las que nos expresamos y escucharnos a nosotras mismas para darnos cuenta de que estamos más histéricas de lo que deberíamos.
    • Trata de calmarte a base de ejercicios de relajación, controlando la respiración, pensando en otras cosas para que tu ira no se concentre en ese tema que te ha puesto de tan mal humor. Cuenta hasta diez antes de actuar y piensa antes de hablar, porque en caliente se dicen muchas cosas de las que luego nos arrepentimos.
    • Y lo que es muy importante cuando se está enfadado es saber pedir perdón y aprender a perdonar, porque es la forma de darnos cuenta de que hemos actuado mal y que la próxima vez deberemos actuar de otra forma.

    Enfadarse no es algo malo siempre y cuando lo sepamos controlar y llevarlo de la manera más razonable posible.

    567

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PsicologíaSalud de MujerAnsiedadConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares