Enfermedades autoinmunes: Cuáles son, causas y tratamiento

Enfermedades autoinmunes: Cuáles son, causas y tratamiento

Detrás del término enfermedad autoinmune se esconden una larga lista de trastornos de la salud. ¿Cuáles son?, ¿cómo reconocerlos?

por en Enfermedades frecuentes, Salud de Mujer, Consejos Salud, Sistema Inmunitario
Ultimo aggiornamento:

    El término enfermedad autoinmune incluye una lista de patologías caracterizadas, y provocadas, por una reacción imprevisible, y en apariencia inexplicable, del sistema inmunológico. Esto se traduce, en pocas palabras, en que el sistema inmune se defiende del propio organismo, responde como si hubiera una autoagresión. ¿De qué enfermedades estamos hablando?, ¿cuáles son sus síntomas más comunes? y, sobre todo, ¿qué hacer? Vamos a ver, a continuación, con más detenidamente todo lo que encierran las enfermedades autoinmunes y los efectos que pueden tener sobre el bienestar y la salud.

    La reacción del sistema inmune puede ser de varios tipos. Por un lado, puede dirigir su respuesta hacia las células de la sangre, pero también a la piel, los músculos, las articulaciones o los tejidos que recubren y conforman los órganos.

    Dentro de esta clasificación también se incluyen diversas de las denominadas enfermedades raras, llamadas así porque afectan a un porcentaje de población muy reducida, en torno al 6% de la población mundial según datos médicos.

    Entre las patologías más conocidas se incluyuen la enfermedad de Crohn, que se caracteriza por el sangrado y la inflamación del intestino; la artritis reumatoide, con la afectación de las articulaciones; y la fibromialgia, donde se ven afectados los músculos, tendones y ligamentos. La diabetes tipo 1, provocada por la destrucción de las células pancreáticas productoras de insulina, y la esclerosis múltiple, una enfermedad que afecta al sistema nervioso central.

    El origen de estos trastornos, en algunos casos, sigue siendo una pregunta sin respuesta. Sí se sabe, y así lo han constatado diversos estudios, que entre los factores que intervienen en la aparición de estas enfermedades se incluyen los factores genéticos y ambientales.

    Es complicado hacer una lista completa y exhaustiva de los síntomas asociados con estas enfermedades. Cada enfermedad autoinmune tiene una serie de peculiaridades y se manifiesta con unos síntomas específicos. Sin embargo, sí es posible nombrar, a título indicativo, algunos síntomas comunes a las enfermedades autoinmunes, tales como mareos, malestar general, irritabilidad, fatiga y fiebre.

    En la mayoría de las enfermedades autoinmunes no hay un tratamiento definitivo, pero las terapias actuales sí son eficaces para controlar los síntomas y ralentizar su progresión. Las únicas opciones de tratamiento disponibles se basan en la administración de fármacos, los cuales lógicamente varían en función de la enfermedad autoinmune a tratar. Un objetivo, sin embargo, común a todas las opciones terapéuticas es luchar contra la reacción anormal del sistema inmunológico, pero sin que ello afecte a su capacidad de reacción frente a las amenazas reales, la agresión por agentes patógenos externos como virus y bacterias.

    La enfermedad de Crohn es una patología inflamatoria del intestino. Los síntomas principales consisten en diarrea y dolor abdominal, bastante fuerte. En ocasiones también puede provocar fiebre y pérdida de peso, debido a la pérdida de apetito o a la mala absorción de nutrientes. Los mismos síntomas son típicos de la colitis ulcerosa, una enfermedad muy similar. El tratamiento de la enfermedad de Crohn se basa en tomar algunos fármacos para reducir los síntomas y prevenir complicaciones, tales como mesalazina, cortisona, inmunosupresores y antibióticos.

    En este caso, la dieta es fundamental para aliviar los síntomas intestinales. Es importante seguir una alimentación completa y equilibrada. Algunos pacientes pueden encontrar alivio siguiendo una dieta más ligera y baja en fibra, sobre todo evitando los alimentos picantes. Los pacientes con enfermedad de Crohn con frecuencia presentan además intolerancia a la lactosa, por lo que es bueno moderar el consumo de leche y productos lácteos. Asimismo, es esencial tomar mucho líquido para reponer las pérdidas debido a la disentería.

    La artritis reumatoide afecta a las articulaciones, provocando dolor y rigidez. En la mayoría de los casos es una enfermedad crónica. A menudo puede afectar a diferentes articulaciones al mismo tiempo. Los afectados por la enfermedad se sienten cansado o pueden tener fiebre.

    Las partes más afectadas son los dedos, las muñecas, los codos, los hombros, el cuello, la cadera y las rodillas. Esta forma de artritis también puede atacar órganos internos como el corazón, los músculos, los vasos sanguíneos y el sistema nervioso. Los síntomas principales son dolor en las articulaciones e hinchazón constante, provocando rigidez, lo que conduce a problemas en el movimiento.

    Es importante practicar regularmente ejercicio, disfrutar de un buen descanso y el uso de algunos medicamentos que pueden aliviar el dolor y la hinchazón, como paracetamol o ibuprofeno. El médico también puede recomendar fármacos antirreumáticos. También ayuda controlar el peso y para mitigar los síntomas, aplicar una bolsa de agua caliente o hielo. Cuando el daño es debilitante, se puede recurrir a la cirugía , sobre todo para reparar daños en el fémur y rodilla.

    La fibromialgia es un síndrome que afecta a los huesos y los músculos, causando dolor y fatiga. Se desconoce la causa real, pero las hipótesis apuntan a factores relacionados con alteraciones en los niveles de los neurotransmisores, los desequilibrios hormonales, trastornos del sueño y el estrés. Los síntomas principales consisten en dolor, sobre todo en el cuello, los hombros y los brazos.

    Las personas con fibromialgia sienten una sensación de fatiga, síntoma que pueden incluso ocultar un problema más grave, y tienen dificultad para dormir. También tienen dolor de cabeza y migraña, hormigueo en las manos, dificultad para concentrarse, falta de atención, disminución de la fuerza muscular, rigidez de movimiento, calambres nocturnos, espasmos musculares, dificultad con el equilibrio. Además de la terapia con fármacos es muy importante llevar a cabo alguna actividad física. Los fármacos utilizados son paracetamol, antiinflamatorios y analgésicos.

    La dibetes Tipo 1 se produce ocurre cuando el páncreas no puede producir la insulina, por lo que la glucosa no puede entrar en las células y se acumula en la sangre. Los síntomas más comunes son sed excesiva, la necesidad de orinar con frecuencia, una sensación de hambre constante, la pérdida de peso, fatiga, cicatrización lenta de cortes e infecciones. Es fundamental mantener bajo control el nivel de azúcar.

    Es fundamental revisar la dieta y tomar insulina, que se puede administrar por inyección, varias veces al día. Es importante seguir una dieta equilibrada, hacer ejercicio, y adaptar la cantidad de alimentos ingeridos y la frecuencia de las comidas.

    La esclerosis múltiple es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta el sistema nervioso central. Se caracteriza por una degeneración progresiva de la mielina, sustancia que rodea las fibras nerviosas y permite el paso de señales desde el cerebro a los órganos y músculos del cuerpo. Dependiendo de la zona afectada, pueden aparecer diferentes síntomas. Las primeras manifestaciones a menudo son visión borrosa, distorsión de la percepción del color, ceguera en un ojo, debilidad muscular y dificultad con la coordinación y el equilibrio.

    Las personas con esclerosis múltiple tienen también parestesia (manifestaciones sensoriales anormales), tales como sensación de adormecimiento, hormigueo o pérdida de la sensibilidad. También pueden aparecer trastornos del habla, temblores y mareos. Hay frecuentes déficits cognitivos, dependiendo de la zona del cerebro. No existe un tratamiento para curar esta enfermedad, pero las terapias disponibles pueden cambiar el curso de la enfermedad. Es importante elegir una terapia personalizada.

    También te puede interesar: Sistema inmune: ¿Por qué vivimos más las mujeres?

    1560

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesSalud de MujerConsejos SaludSistema Inmunitario Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares