Navidad 2016

Enfermedades de verano: Cuidados y prevención

Enfermedades de verano: Cuidados y prevención

Enfermedades de verano: Cuidados y prevención. Aunque estemos en época estival, la salud no se va de vacaciones, sino todo lo contrario, ya que es precisamente en verano cuando nuestro organismo es más vulnerable a sufrir gastroenteritis, faringitis, otitis o los molestos hongos de los pies y espalda. El calor y la humedad son dos de las principales causas que provocan estas enfermedades, cuyos síntomas se pueden prevenir siguiendo unos consejos como el lavar bien los alimentos antes de su consumo.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Bacterias, Consejos, Enfermedades respiratorias, Virus
Última actualización:

    enfermedades de verano

    Enfermedades de verano: Cuidados y prevención. Aunque estemos en época estival, la salud no se va de vacaciones, todo lo contrario, ya que es precisamente en verano cuando hay que prestar especial atención a una serie de enfermedades propias de esta época y cuyas causas suelen estar relacionadas con el calor y la humedad. Además, no hay que olvidar que los más vulnerables, por ejemplo a coger algún tipo de infección en piscinas, son los niños. En algunos casos, la prevención empieza siguiendo unos sencillos consejos.


    Cuando el termómetro se dispara, además de buscar la mejor manera de combatir las altas temperaturas, también hay que prestar atención a nuestra salud. ¿Cuáles son las enfermedades más comunes en verano? ¿Cómo prevenirlas? Te damos una serie de consejos para que pases unas vacaciones saludables.

    • Gastroenteritis: Entre las enfermedades del verano, las más comunes suelen estar relacionadas con los alimentos (virus o bacterias provocadas por la mala conservación de los alimentos o el exceso de calor), como la gastroenteritis, la cual suele venir acompañada de diarreas y vómitos. En niños y mayores, es importante tomar suero o un preparado de agua con limón para evitar la deshidratación.
    • Faringitis y otitis: El aire acondicionado, el agua de la piscina, el tomar heladas o bebidas demasiado frías, pueden provocar enfermedades respiratorias. También es muy común la inflamación de oídos. Para evitar la otitis, es aconsejable bañarse con tapones.
    • Hongos (micosis) y dermatitis: Son dos los principales problemas que pueden afectar a nuestra piel en verano, a consecuencia del exceso de calor y la humedad.

      Unos sencillos cuidados de nuestra piel, evitando que se reseque, la mantendrá en plena forma. Para prevenir los hongos, se recomienda bañarse con zapatillas y secarse bien los pies al salir del agua. Los hongos también pueden aparecer en la espalda (manchas blancas) y se tratan con cremas.

    • Insolación: Producida por la exposición prolongada al sol. Los síntomas van desde el enrojecimiento de la piel, hasta mareas o náuseas.
    • Conjuntivitis: Aunque puede aparecer por causas diversas, en verano hay que sumar el cloro de la piscina.

    Para pasar un verano tranquila, sin problemas de salud, es aconsejable:

    • No exponerse al sol demasiado tiempo y utilizar siempre un protector.
    • Beber al menos dos litros de agua al día.
    • Lavar bien la verdura y la fruta antes de consumirla.
    • No permanecer demasiado tiempo con la ropa húmeda.
    • Lavarse bien las manos, sobre todo si vas a tocar alimentos, y cocinar correctamente la carne
    • .

    586

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerBacteriasConsejosEnfermedades respiratoriasVirus

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares