Navidad 2016

Enfermedades gastrointestinales: Un yogur al día

Enfermedades gastrointestinales: Un yogur al día

Enfermedades gastrointestinales: Un yogur al día. Un alimento que, por su combinación de nutrientes, no debe faltar en nuestra dieta. El yogur es, ante todo, una de las principales fuentes de calcio, un mineral fundamental para la salud de los huesos, sobre todo en determinadas etapas de la vida.

por en Alimentación, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Beneficios alimentos, Consejos Salud
Última actualización:

    beneficios yogur

    Enfermedades gastrointestinales: Un yogur al día. Los yogures no solo son fuente de calcio, un mineral esencial para nuestro organismo, sino que tal y como avalan los expertos en nutrición y dietética es un buen protector frente a las patologías infecciosas gastrointestinales. Un yogur nos aporta vitaminas, minerales, proteínas de alta calidad e hidratos de carbono y si optamos por los desnatados o semidesnatados, el aporte de grasas será reducido. Descubre los beneficios que nos puede reportar el incluir el yogur en la dieta.


    El yogur, al igual que otras leches fermentadas y otros productos lácteos frescos, desempeña un papel fundamental en la dieta porque aportan un elevado contenido de nutrientes. Entre otros motivos, como explican desde la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), por su contenido en calcio (aportan entre el 44 y el 70% del calcio que ingerimos al día), un mineral esencial para nuestro organismo –en concreto para los huesos y, en especial, en determinadas etapas como la infancia, el embarazo o la menopausia-. De ahí la recomendación de tomar un yogur al día –el equivalente a 240 mililitros de leche-, el segundo lácteo más consumido, por detrás de la leche y seguido de los quesos. Un sencillo gesto para invertir en salud que debemos realizar más a menudo.

    La falta de calcio puede derivar en un déficit nutricional y en problemas para la salud. El yogur se convierte en un aliado de primera por los múltiples beneficios que contiene. Beneficios que se traducen en vitaminas, minerales (fósforo, magnesio, potasio y zinc), hidratos de carbono y proteínas de alto valor biológico y de fácil digestión.

    Si optamos por los yogures desnatados o semidesnatados el contenido en grasas es menor. Entre los minerales, como hemos señalado, el yogur es rico calcio, con la particularidad de que se absorbe mejor que el de otros alimentos. El yogur también tiene una cantidad menor de lactosa –en comparación a la leche-, por lo que es un alimento que en los casos de dificultad de absorción o síntomas de intolerancia a la lactosa se digiere mejor. A esto hay que sumarle que es un alimento, sobre todo en el caso de los niños que ayuda a reducir la incidencia y la duración de las patologías infecciosas gastrointestinales.

    Argumentos que avalan al yogur como uno de los alimentos que no pueden faltar en una dieta sana y equilibrada. Dos cualidades que cumple la dieta mediterránea, uno de los perfiles dietéticos más recomendados para cuidar nuestro organismo y prevenir la aparición de patologías crónicas.


    El yogur no solo aporta beneficios a nuestra dieta cuando estamos sanos, sino que también es un aliado cuando estamos enfermos y necesitamos tomar antibióticos. Así, si consumimos de manera regular yogur, y lo mantenemos durante y después del tratamiento, nos ayudará a prevenir la aparición de efectos secundarios de este tipo de medicamentos como la diarrea.

    Para que nuestra dieta sea lo más variada posible, debemos incluir diferentes productos lácteos (leche, yogures, quesos), ya que todos ellos son ricos en calcio.

    705

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerBeneficios alimentosConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares