Navidad 2016

Enfisema pulmonar: Síntomas, causas y tratamiento

Enfisema pulmonar: Síntomas, causas y tratamiento

El enfisema pulmonar es una tumefacción producida en el tejido pulmonar. ¿Cuáles son los síntomas?, ¿dónde residen sus causas?

por en Enfermedades frecuentes, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:
    Enfisema pulmonar: Síntomas, causas y tratamiento

    El enfisema pulmonar es una enfermedad que, en términos generales, se puede definir como aquella que se produce cuando los alvéolos (pequeños sacos de aire que contienen los pulmones) dejan, poco a poco, de funcionar correctamente lo que dificulta la respiración. A medida que empeora el enfisema, los alvéolos se van destruyendo al volverse irregular su funcionamiento y apariendo lesiones en las paredes alveolares, lo que, entre otras consecuencias, reduce la cantidad de oxígeno que puede llegar a la sangre y la falta de aire. El enfisema pulmonar es un tipo de enfermedad pulmonar obstructiva. ¿Cuáles son los síntomas que la delatan?, ¿cuáles son las causas más comunes de su aparición?

    Los síntomas del enfisema pulmonar no siempre son evidentes. De hecho, en algunos casos puede ser asintomática. En términos generales, los síntomas más característicos son la falta de aliento, lo cual empeora con el paso del tiempo, taquicardias, tos o cambio de tonalidad de labios y uñas (azulado o grisáceo).

    La principal causa del enfisema pulmonar es el tabaco, especialmente entre las edades comprendidas entre los 40 y los 60. A esto hay que añadir la exposición prolongada a otras sustancias que irritan las vías respiratorias, como los contaminantes presentes en el aire, el carbón y polvo de sílice. En otros casos, aunque los menos, el enfisema pulmonar es hereditario, en concreto por una anomalía que se traduce en la carencia de una proteína en particular que protege los pulmones.

    Hacerse un chequeo es importante para detectar cualquier problema de salud, éste incluido. De igual manera, conviene consultar al médico si notamos algunos de estos síntomas con más frecuencia de la debida. El médico hará un diagnóstico después de analizar los síntomas, valorar los resultados del análisis de sangre y de pruebas específicas, por ejemplo, espirometría, radiografías de tórax y tomografías computarizadas.

    Es importante iniciar el tratamiento lo antes posible para evitar un empeoramiento de la enfermedad o posibles complicaciones, tales como el colapso de los pulmones y enfermedades del corazón.

    El tratamiento contra el enfisema pulmonar puede detener la progresión de la enfermedad y aliviar los síntomas, pero no puede hacer desaparecer las lesiones ya presentes. Se pueden recetar medicamentos para dejar de fumar (hidrocloruro de bupropión y vareniclina), broncodilatadores para aliviar y antibióticos para la tos y falta de aire en caso de infecciones bacterianas, como neumonía o bronquitis aguda. Es fundamental seguir el tratamiento prescrito por el médico de manera correcta (dosis, duración…), ya que de lo contrario no resultará efectivo, y sobre toda para conocer los posibles efectos secundarios que puedan tener los medicamentos.

    Otras soluciones que pueden complementar el tratamiento farmacológico son los ejercicios y técnicas de respiración. En casos graves de enfisema pulmonar puede ser necesario recurrir a la cirugía para reducir el volumen pulmonar (mediante la eliminación de partes enfermas o dañadas) o hacer un trasplante de pulmón. Por último, además de evitar los factores de riesgo mencionados anteriormente (en especial, el tabaco) hay que realizar actividad física de manera regular para mejorar la capacidad pulmonar.

    También te puede interesar: Respiración: Ejercicios para una correcta oxigenación y descubre los alimentos que cuidan tus pulmones.

    712

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares