Navidad 2016

Escotofobia: miedo a la oscuridad en adultos

Escotofobia: miedo a la oscuridad en adultos

Escotofobia: miedo a la oscuridad en adultos. El miedo a la oscuridad no es solo cosa de niños y en los adultos ocurre por las inseguridades y temores que se despiertan en el momento que te ves a oscuras al ir a dormir.

por en Psicología, Salud de Mujer, Consejos Salud, Fobias
Última actualización:
    Escotofobia: miedo a la oscuridad en adultos

    Escotofobia: miedo a la oscuridad en adultos. El miedo a la oscuridad es un problema que casi siempre se asocia con los niños, ya que su imaginación hace que al llegar la noche y encontrarse todo oscuro empiezan a creer que debajo de la cama y dentro de los armarios hay monstruos que les puedan atacar. Lógicamente estas no son las causas que llevan a un adulto a tener miedo a la oscuridad, pero existen otras que hace que la gente, que hace tiempo dejó de ser niño, también tema el momento de irse a dormir con las luces apagadas, ya que se pueden volver más débiles en ese momento y sus preocupaciones se acentúan.

    El miedo a la oscuridad entre los niños es algo muy común, pero normalmente con la edad y algunos consejos es algo fácil de remediar, ya que la idea de los monstruos y los muñecos que recobran vida por las noches es algo que se olvida. Pero aunque sea menos común también hay parte de la sociedad adulta que padece escotofobia, es decir miedo a la oscuridad.


    Lo que genera el miedo a la oscuridad en los adultos es el miedo a lo desconocido, es decir, cuando llega la noche hay personas que empiezan a tener unas inseguridades y unos temores que no se reflejan durante el día, y es por ello que tienen miedo al momento de irse a dormir y que todo esté a oscuras.

    El miedo a la soledad puede ser una causa, ya que después de una separación, un divorcio o quedarte viuda, puede que te cueste el hecho de dormir sola después de tanto tiempo sin hacerlo.

    Como en la oscuridad no se ve nada, y por tanto no se puede controlar todo, se puede sentir miedo a lo oscuro porque se asocia a la idea de perder el control o no poder manejar todos los aspectos de tu vida.

    En general, gente que sufre depresión, ansiedad, o que está pasando por un mal momento en su vida, y que por tanto están más vulnerables, pueden tener miedo al momento en el que deben quedarse a oscuras.


    El miedo a la oscuridad hace que duermas mucho menos de lo que debes y te puede traer problemas graves de insomnio, que aunque existan tratamientos para ello, incluso sin necesidad de fármacos, siempre es un problema más añadido que trae consecuencias a la salud.

    Si el problema es grave, no desparecerá con el tiempo como ocurre con los niños, y probablemente lo más recomendable es que se acuda a un especialista y que te sometas a un tratamiento psicológico.

    Por otro lado, aunque creamos que eso es solo una solución para los niños, igual con que dejes una pequeña luz encendida podrás superar tu problema más fácilmente.

    622

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PsicologíaSalud de MujerConsejos SaludFobias

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares