Exceso de glóbulos rojos: Causas y síntomas

Diversos factores, desde una alteración genética a una enfermedad respiratoria crónica, pueden disparar los niveles de glóbulos rojos, los cuales pueden conllevar riesgos para nuestra salud, como aumentar las probabilidades de sufrir trombosis. Los síntomas no siempre son evidentes por lo que se requiere un análisis de sangre.

  • Comenta
exceso globulos rojos

Exceso de glóbulos rojos: Causas y síntomas. El exceso de glóbulos rojos, denominado policitemia, puede producirse bien por el aumento de la hormona llamada eritropoyetina que estimula su formación, o bien por una alteración genética que afecta a la médula ósea y que se conoce como policitemia vera. En el primer caso, los dolores de cabeza o la sensación de vértigo suele ser los síntomas más frecuentes y que, en el segundo caso, se suman a la visión borrosa o hemorragias por la nariz. Pero no siempre nuestro organismo nos alerta de un exceso de glóbulos rojos, el cual debe ser detectado y confirmado con un análisis de sangre.

Eritrocito, célula globosa roja de la sangre, es decir, los glóbulos rojos. Los niveles normales se sitúan en los 5,3 millones de glóbulos rojos en el caso de las mujeres, 5,9 en el caso de los hombres. Medido en hematocrito (volumen de los glóbulos rojos en sangre), los niveles normales se situarían en 47% para las mujeres, 54% para los hombres.
La formación de los glóbulos rojos se localiza en la médula de los huesos. La sustancia que se encuentra en su interior, denominada hemoglobina, se encarga de captar el oxígeno en los pulmones y llevarlo hasta las células. Para que el nivel de glóbulos rojos sea el adecuado y se adapte a las necesidades de oxígeno de nuestro organismo, está la hormona llamada eritropoyetina y que es la que favorece su producción. Esta hormona se segrega en su mayoría en los riñones y en menor proporción en el hígado. Es una hormona conocida porque se la ha relacionado con el dopaje en deporte.

Los niveles elevados de glóbulos rojos pueden deberse a un aumento de esta hormona, la eritropoyetina, para equilibrar la carencia de oxígeno, la cual a su vez puede venir motivada por diferentes factores que van desde el residir en una zona de montaña a padecer algún trastorno respiratorio crónico. Otra causa la encontramos en los defectos congénitos del órgano del corazón que no impiden que la sangre venosa se mezcle con la sangre arterial. Las anomalías de la hemoglobina heredadas o la presencia de tumores (útero, ovarios, riñones o hígado) también pueden elevar los niveles de glóbulos rojos.

Por otra parte, cuando la causa es una alteración genética la enfermedad se denomina policitemia vera.

Síntomas más frecuentes

El enrojecimiento de la cara, los dolores de cabeza y la sensación de vértigo son los principales síntomas del exceso de glóbulos rojos. Cuando se trata de policitemia vera también se pueden dar problemas de visión borrosa, hemorragias por las vías respiratorias, al tiempo que también se suelen disparar los niveles de glóbulos blancos y las plaquetas.

Los síntomas, sobre todo cuando el exceso se debe a un aumento de la eritropoyetina, no siempre son tan evidentes y se requiere un análisis de sangre para detectar el problema.

El exceso de glóbulos rojos puede conllevar riesgos y complicaciones para nuestra salud, como el incrementar las posibilidades de padecer trombosis o coagulación de la sangre. La policitemia vera también implica un riesgo de desarrollar leucemia.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

viernes 15/06/2012 escrito por Isabel en , ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
Síguenos EllaHoy
vuelve arriba