Navidad 2016

Falta de aliento o disnea: Síntomas

Falta de aliento o disnea: Síntomas

Falta de aliento o disnea: Síntomas. ¿Notas que te quedas sin aliento al subir las escaleras o correr detrás del autobús? Si es una molestia recurrente, debemos consultar al médico, porque puede ser una señal de que estamos bajos de forma, por la falta de ejercicio; de un problema de aumento de peso o de una señal, si somos fumadores, que nos envía nuestro corazón y nuestros pulmones.

por en Dejar de Fumar, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, En Forma, Enfermedades respiratorias, Tabaco
Última actualización:

    falta de aliento

    Falta de aliento o disnea: Síntomas. La falta de ejercicio físico o una señal de advertencia de los pulmones y el corazón para, en el caso de ser fumadores, empezar a pensar en dejarlo so algunos de los motivos explican la aparición de la denominada disnea. Aparece tras realizar un esfuerzo y puede ser motivo de ansiedad, sobre todo a medida que nos hacemos mayores. Puede parecer un síntoma sin importancia, pero hay que prestarle la debida atención, porque nuestro organismo es sabio y cuando nos envía una señal nos está diciendo que hay algo que no anda bien y que debemos corregir algunos de nuestros hábitos.


    ¿Notas que te quedas sin aliento al subir las escaleras? Un pequeño esfuerzo puede dejarnos sin aliento. Si esto nos pasa a menudo, lejos de ser un síntoma sin importancia, es una señal de que algo no anda bien o de que no le estamos prestando suficiente atención a nuestros hábitos saludables. ¿Practicas deporte o algún tipo de ejercicio físico?, ¿cada cuándo tiempo? Y es que la falta de actividad o estar bajo de forma es uno de los motivos más comunes de quedarnos sin aliento al realizar un esfuerzo. No en vano, tal y como recuerdan los médicos y especialistas, la falta de ejercicio es mucho más que un mal hábito, puede ser una enfermedad.

    Aunque esta molestia puede ser puntual, también puede ser recurrente, por lo que no debemos tomarlo como un síntoma sin importancia. ¿Notas que te paras cuando estás haciendo algo para recuperar el aliento? O bien, ¿te das cuenta de que estás respirando de manera más acelerada y que sientes el tórax pesado?

    Cuando notamos la falta de aliento, cuyo denominación médica es disnea, el primer impulso es el de reducir la marcha. El siguiente debe ser consultar al médico, ya que puede deberse tan solo a la falta de ejercicio, pero también puede alertarnos de otros problemas de salud.

    En el caso de los fumadores y fumadoras, puede que el corazón y los pulmones estén enviando un claro mensaje de que es hora de ir dejando el hábito del tabaco. Lo más importante es encontrar la causa que motiva la falta de aliento.


    Si persiste o si va acompañada de otros síntomas como jadeos, mareos o dolor en el pecho es importancia acudir al médico. Es conveniente descartar, por ejemplo, que estamos ante un problema pulmonar (asma, bronquitis, neumonía) o alguna patología cardiaca subyacente.

    En el caso de que sea una consecuencia de la falta de ejercicio, es hora de empezar a mejorar la forma física. Nuestro médico puede aconsejarnos la mejor manera o el deporte que más se adapta a nuestra condición física. No obstante, si el sedentarismo se ha convertido en un compañero inseparable, es bueno empezar por el ejercicio más natural, dar paseos o caminar.

    La falta de aliento o disnea también puede aparecer por un problema de aumento de peso u obesidad. En este caso, el ejercicio físico debe ir acompañado de un tratamiento dietético para recuperar nuestro peso saludable y nuestra condición física.

    701

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dejar de FumarEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludEn FormaEnfermedades respiratoriasTabaco

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares