Fármacos colesterol: ¿Previenen también la degeneración macular?

Fármacos colesterol: ¿Previenen también la degeneración macular? Es la pregunta a la que tratan de dar respuesta los investigadores tras constatar que dos patologías como el colesterol elevado y la degeneración macular asociada a la edad comparten alguna que otra característica. A partir de ahora, podrían también compartir los fármacos para su prevención.

por , il

    medicamentos anticolesterol

    Fármacos colesterol: ¿Previenen también la degeneración macular? Es la pregunta que se han hecho los investigadores y la respuesta podría ser afirmativa, máxime si tenemos en cuenta, tal y como explican que ambas patologías –aterosclerosis y degeneración macular de la retina- comparten alguna característica, como la dificultad para eliminar la acumulación de colesterol y grasa. Los resultados de la investigación abren una nueva vía para mejorar el tratamiento de una patología asociada a la edad.

    ¿Qué tienen en común el colesterol y la degeneración macular de la retina asociada a la edad? Además de compartir, como veremos, alguna característica relativa a su sintomatología y causas, también podrían tener en común los fármacos para su tratamiento. Y es que un medicamento, hasta ahora utilizado para combatir los niveles elevados de colesterol, podría resultar beneficioso para tratar otra patología ocular, la degeneración macular, la cual suele aparecer a partir de los 50 y que está caracterizada por la pérdida de visión. Es la principal conclusión del estudio de investigación llevado a cabo en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington (Estados Unidos) y que acaba de ser publicada en Cell Metabolism.

    Los investigadores constataron que la degeneración macular –una de las principales causas de problemas de visión a partir de los 50- y la ateroesclerosis comparten alguna que otra característica, como es el hecho de que ambas patologías tienen como defecto subyacente la dificultad para disminuir y eliminar la acumulación de colesterol y grasa.

    Los investigadores –a través de un estudio centrado en ratones y en células humanas- han constatado que los depósitos de colesterol aumentan los riesgos de padecer degeneración macular, así como la aterosclerosis, y el crecimiento de los vasos sanguíneos, de algunos tipos de tumores. Hasta ahora, tal y como explican los autores de este nuevo estudio, a los pacientes con problemas de colesterol elevado se les está prescribiendo la toma de medicamentos para reducir los niveles y mantener limpias las arterias. Algunos de estos fármacos, tal y como apuntan los investigadores, deberían ser probados en pacientes diagnosticados de degeneración macular asociada a la edad. Fármacos como gotas oculares para disminuir el colesterol y para evitar la acumulación de lípidos en la retina. La acumulación de colesterol se produce a medida que envejecemos y los denominados macrófagos –células inmunes- empiezan a tener problemas de funcionamiento.

    A medida que los depósitos de lípidos que aparecen debajo de la retina comienzan a crecer, también van destruyendo la parte central del ojo afectado, interfiriendo en la visión y dificultando el realizar actividades tan cotidianas como conducir o leer el periódico.

    De momento, los resultados obtenidos en los ensayos llevados a cabo en el laboratorio permiten a los investigadores mostrarse optimistas, los cuales ven la posibilidad de mejorar el tratamiento de una patología como la degeneración macular a partir de un medicamento ya disponible, pero cuya diana pasaría a ser el tratamiento que nuestros ojos necesitan ante un problema que, si no diagnostica, puede conllevar la pérdida definitiva de la visión.