Navidad 2016

Fármacos: Los errores más comunes al tomarlos

Fármacos: Los errores más comunes al tomarlos

Fármacos: Los errores más comunes al tomarlos. Automedicarse no es el único error que podemos cometer a la hora de tomar medicamentos. Saltarse una dosis, no completar el tratamiento o mezclarlos con leche, en el caso de los antibióticos, son algunos de los errores que pueden reducir su eficacia. Usarlos correctamente es el primer paso para garantizar que el tratamiento es el adecuado.

por en Fármacos, Prevención, Salud de Mujer, Antibióticos, Consejos Salud, Pastillas
Última actualización:

    uso medicamentos

    Fármacos: Los errores más comunes al tomarlos. Aunque automedicarse es el error más común, porque de entrada todos los medicamentos tienen efectos secundarios, no es el único que solemos cometer y que pueden hacer que el tratamiento para el que ha sido prescrito el fármaco no resulte eficaz. Saltarse una dosis o no respetar el horario de toma de los medicamentos son otros de los errores más comunes que cometemos. En otros casos, se trata sencillamente de que no los utilizamos de la manera adecuada, como puede suceder en el caso de los colirios, aerosoles o los supositorios.


    Los medicamentos deben administrarse siempre bajo consejo médico, ya que todos, sin excepción, tienen efectos secundarios. Pero automedicarse no es el único error que solemos cometer a la hora de recurrir a los fármacos. Hay otros errores, también muy comunes, y que pueden hacer que el tratamiento no resulte efectivo. Entre los errores más frecuentes podemos citar:

    • No seguir el horario de toma de cada dosis, especialmente importante cuando se administran antibióticos, pastillas para controlar la tensión o el azúcar.
    • Saltarnos, por olvido, alguna de las dosis.
    • No completar el tratamiento, es decir, dejar de tomar el fármaco cuando creemos que ya nos sentimos mejor.
    • Olvidarnos de los medicamentos cuando salimos de viaje.
    • Tomar con un vaso de leche algunos antibióticos, ya que pueden perder efectividad.
    • Si nos hemos automedicado antes de acudir a consulta, debemos darle toda la información al médico para evitar interacciones entre los fármacos.

    • Recomendar fármacos que nos han ido bien a otras personas con síntomas similares. Esto es un error muy común, cuando el hecho de que un tratamiento le haya ido bien a una persona no significa necesariamente que sea el indicado para otra.

    Los errores que reducen la eficacia de los medicamentos también tienen que ver con la forma en cómo los administramos o utilizamos. Si nos han prescrito un tratamiento, debemos resolver todas las dudas antes de empezar con él, consultando al médico o farmacéutico.


    ¿Sabías que el inhalador es uno de los fármacos que más dudas genera a la hora de ser usado? Hay otras dudas comunes, por ejemplo, cómo administrar los medicamentos sublinguales. En este caso, se colocan debajo de la lengua para que se vayan deshaciendo, no hay que masticarlos ni tragarlos ya que se retarda su efecto. También es conveniente tomar agua mientras se está administrando ya que puede diluir su contenido.

    Otro fármaco común es el colirio para los ojos. Es importante que la gota de colirio caiga dentro del párpado inferior y cerrar el ojo durante al menos un minuto. Los colirios es un fármaco que no debemos conservar después del tratamiento (una media de una semana), ya que se pueden contaminar con facilidad y provocar infecciones en los ojos.

    Si nos han recetado gotas para los oídos, para su correcta aplicación lo mejor es tumbarse de lado y permanecer cinco minutos en reposo después de aplicar las gotas. En el caso de los supositorios, deben ponerse por el extremo plano, no por la punta.

    705

    ESCRITO POR PUBLICADO EN FármacosPrevenciónSalud de MujerAntibióticosConsejos SaludPastillas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares