Navidad 2016

Fertilidad en la mujer: ¿qué factores afectan?

Fertilidad en la mujer: ¿qué factores afectan?

El retraso en la edad de maternidad es uno de los factores que más influyen, pero no el único. Descubre qué afecta a tu fertilidad.

por en Ginecología, Salud de Mujer, Consejos Salud, Infertilidad
Última actualización:

    Mujer preocupada infertilidad

    El retraso en la edad de maternidad es uno de los principales factores que, a día de hoy, inciden a la hora de lograr un embarazo de manera natural. Cada vez son más las mujeres que, sin renunciar a su maternidad, deciden retrasar el momento de ser madres por diversos motivos, entre ellos el de tener una mayor seguridad económica. Afortunadamente, los avances en reproducción asistida permiten hoy en día a muchas parejas cumplir su deseo de ser padres. Pero, tal y como sabemos, no solo la edad es un factor a tener en cuenta, hay otros que impiden o dificultan la posibilidad de tener hijos. Nos detenemos, en este caso, en los factores que afectan directamente a la fertilidad de la mujer.

    La infertilidad, en términos médicos, se puede definir como la incapacidad de completar un embarazado después de un tiempo razonable (al menos un año) manteniendo relaciones sexuales sin utilizar anticonceptivos. La fecundidad, por su parte, es la probabilidad de la mujer de quedar embarazada en un ciclo menstrual específico. ¿Qué factores pueden afectar a la fertilidad femenina? La edad es uno de los factores fundamentales, ya que a más edad de la mujer menos posibilidades de quedar embarazada. La fertilidad femenina comienza a mermar a partir de los 30.

    • Problemas tales como daños u obstrucciones en las trompas de Falopio.
    • Endometriosis.
    • Moco cervical excesivamente espeso, lo que dificulta el desplazamiento de los espermatozoides.
    • Desequilibrios hormonales.
    • Edad tardía a la hora de tener hijos.
    • Cicatrices por enfermedades de transmisión sexual como el virus del papiloma humano.
    • Síndrome de ovarios poliquísticos, es decir esos folículos atrofiados que vulgarmente se denominan quistes pero que realmente no lo son.

    • Sobrepeso: Debido a esto se producen trastornos hormonales como la resistencia a la insulina, la elevación de hormonas masculinas, ovarios poliquísticos, etc.
    • Infrapeso: Un IMC inferior a 19, tal y como señalan los expertos, puede conllevar menstruaciones irregulares o amenorrea y, con ello, dificultades para concebir.
    • Ovulaciones alteradas.
    • Problemas de tiroides: Una tiroides que no funciona correctamente puede ser la causa del aumento de la prolactina que desencadena problemas de ovulación.
    • Anorexia que deriva, en ocasiones, en trastornos de la glándula pituitaria evitando la maduración de los ovocitos y de estrógenos, lo que hace que no se produzca la ovulación.
    • Menopausia prematura.
    • Problemas de estrés: El estrés a parte de los muchos factores tanto físicos como psicológicos a los que afecta, produce también cambios hormonales en la mujer que impiden la correcta fecundación.
    • La ingesta de medicamentos para tratar determinadas enfermedades: Hay medicamentos que provocan infertilidad. Por ello, es recomendable que en el caso de que nos queramos quedar embarazadas preguntemos a nuestro médico de cabecera los riesgos existentes en los medicamentos que tomamos.
    • Tabaco: No solo fumar, también estar expuestas de manera continua al humo del tabaco como fumadora pasiva influye en la fertilidad femenina. Diversos estudios han constatado que el tabaco también puede influir en la calidad del semen.
    • Exposición a determinados tóxicos: hidrocarburos, pesticidas e insecticidas, fertilizantes inorgánicos o determinados metales como el plomo podrían estar vinculados a problemas de fertilidad.

    Todo ello son algunas de las causas más comunes que pueden incidir en la fertilidad femenina. Sin embargo, no hay que alarmarse ya que si llevamos una vida sana (cuidar el peso, hacer ejercicio), tomamos precauciones si mantenemos relaciones sexuales esporádicas, estamos al corriente de nuestras citologías y tratamos en su momento cualquier problema relacionado con nuestro organismo, no deberíamos tener problemas para lograr el embarazo.

    También te puede interesar: Cuándo acudir a un especialista en fertilidad y descubre los malos hábitos que provocan esterilidad.

    833

    ESCRITO POR PUBLICADO EN GinecologíaSalud de MujerConsejos SaludInfertilidad

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares