Flemón dental: Cómo curar los flemones

El flemón dental es una de las molestias más comunes, y un aviso serio de que nuestra boca requiere de una mayor atención y cuidados.

por , il

    Flemón dental: Cómo curar los flemones

    El flemón dental o absceso es una inflamación del tejido conjuntivo de las encías. El flemón, una de las molestias bucales más frecuentes, está provocado por una infección bacteriana. Las bacterias entran a través de una fisura o caries dental, llegando hasta la raíz del diente o encía. La inflamación delata la aparición de pus en la zona.

    ¿Qué hacer cuando sale un flemón?, ¿cómo quitar un flemón de manera natural? Cuidar la salud de la boca es clave para la salud en general, y de ahí la importancia de no subestimar la aparición de un absceso dental. Al primer síntoma conviene acudir al dentista para evitar posibles complicaciones.

    ¿Por qué aparecen los flemones?

    Las principales causas de aparición de un flemón dental son:

    • Presencia de caries en los dientes.
    • Enfermedad periodontal.
    • Pulpitis o inflamación de la pulpa dental.

    Además, hay algunos factores que aumentan el riesgo de padecer un flemón, como una higiene dental insuficiente o una dieta demasiado rica en azúcares.

    Síntomas del absceso dental

    • Inflamación y dolor de dientes o muelas, que puede irradiarse hacia la garganta, oído o cara.
    • Dolor al masticar.
    • Halitosis o mal aliento.
    • Aumento de la sensibilidad dental al calor o al frío.
    • Sensación general de malestar.
    • Episodios de fiebre.
    • Inflamación de los ganglios del cuello.

    ¿Qué hacer en caso de flemón?

    Es importante consultar al dentista para determinar la causa del flemón y el tratamiento más adecuado para eliminar la infección (antibióticos, antiinflamatorios) y recuperar el diente (endodoncia, empaste). Una de las complicaciones del flemón es que puede provocar la pérdida de la pieza dental, por lo que conviene atajar cuanto antes la infección.

    Remedios naturales para el flemón

    Uno de los remedios caseros para el flemón más conocidos es hacer enjuagues bucales con agua tibia y sal, un remedio que ayuda a aliviar la inflamación y a eliminar la pus. Mantener el agua durante unos segundos en la boca y repetir los enjuagues entre 3-4 veces al día.

    Masticar cebolla es un remedio eficaz para el dolor de muelas y para eliminar las bacterias de la boca. En este caso, hay que masticar cebolla durante unos minutos para reducir la inflamación y el dolor. La infusión de manzanilla con limón tiene efectos depurativos y antiinflamatorios.

    Y otro remedio que puede ayudar a reducir la inflamación y a relajar la sensación de dolor es aplicar una bolsa de hielo o una compresa humedecida en agua fría. Es un remedio relajante.