Flujo blanco y espeso: ¿qué significa?

El flujo blanco y espeso puede tratarse de un proceso fisiológico normal o de una infección causada por hongos, te damos las claves para identificarlo y conocer sus síntomas.

por , il - Última actualización

    Preocupación, verguenza, malestar… Lo cierto es que rara vez se habla abiertamente del flujo vaginal, secreciones fisiológicas más o menos densas que se producen a lo largo del ciclo menstrual. Cuando hablamos de flujo blanco y espeso, ¿qué significa? Hoy te resolvemos algunas de las dudas más comunes en torno a la aparición de flujo.

    La secreción de flujo vaginal se produce sobre todo antes del ciclo menstrual, durante el periodo de ovulación y en el caso de que la mujer esté embarazada. Aunque en la mayoría de los casos, el flujo blanco es algo totalmente natural, tampoco conviene restarle importancia. Si se aparece de modo constante puede ser indicativo de una infección vaginal, como la denominada candidiasis, infección que requiere de un tratamiento médico.

    1. ¿Qué es el flujo?

    El flujo vaginal, por definición, no es más que el moco producido por el canal cervical con el propósito específico de proteger la zona genital de posibles agresiones externas como la aparición de bacterias y hongos. El flujo blanco, más o menos denso y de textura gelatinosa, en muchos casos se presenta acompañado de otros síntomas a los que hay que prestar atención como malestar, picor y mal olor.

    2. Fenómeno fisiológico

    Cuando las secreciones de flujo son escasas, finas, casi transparentes y pegajosas, son atribuibles a un fenómeno fisiológico como pueden ser las secreciones producidas los días previos a la ovulación y al ciclo menstrual. Es conocido como flujo basal o habitual y no supone ningún problema para la mujer sino que constituye un paso lógico en la protección de la flora vaginal. En este caso no se produce ningún tipo de síntoma como picor o flujo con mal olor.

    3. Flujo blanco como síntoma de embarazo

    El flujo blanco también puede ser un síntoma de embarazo, apareciendo principalmente en los primeros meses de gestación. Incluso cuando todo transcurre con normalidad, es normal que al inicio del embarazo se aumente la producción de flujo para proteger al útero y, especialmente, al embrión de posibles gérmenes.

    4. Flujo blanco como señal de ETS o infección

    La aparición de flujo puede responder, en algunos casos, a la aparición de una ETS o a una infección causada por un hongo (Candida albicans). En estos casos, la causa puede derivar de un desequilibrio de la flora vaginal o de otros factores como fatiga, mala higiene personal o problemas de tensión y estrés que estén debilitando el sistema inmunológico. Si tienes dudas ante la aparición de flujo, en este artículo te contamos cómo saber si tienes candidiasis vaginal y algunos remedios para aliviar los síntomas.

    5. Tratamiento antibiótico

    En los casos de aparición de flujo causada por una infección es necesario un tratamiento antibiótico. Además de flujo de color blanco y espeso, también se producen otros síntomas como picor genital, dolor durante el coito y sensación de ardor o quemazón al orinar. En estos casos, es recomendable consultar al médico aunque también puedes ser aliviar los síntomas de manera natural con estos remedios.

    Viajes y vacaciones