Navidad 2016

Fractura de tobillo: síntomas, causas y remedios

Fractura de tobillo: síntomas, causas y remedios

Fractura de tobillo: síntomas, causas y remedios. Un golpe, una caída, una mala postura del pie, son algunas de las causas más comunes que pueden derivar en fracturas en los huesos de los tobillos. ¿Cómo reconocerlas?, ¿cómo actuar?

por en Enfermedades frecuentes, Remedios caseros, Salud de Mujer, Consejos Salud, Huesos
Última actualización:

    fractura tobillo

    La fractura de tobillo, la articulación que conecta la pierna y el pie, afecta directamente a su movilidad. ¿Cuáles son las causas más comunes de esta dolencia?, ¿cuáles son sus principales síntomas y, sobre todo, cuáles son los mejores remedios?


    Un golpe, una mala postura del pie (giro del tobillo hacia dentro o hacia fuera), una caída, son múltiples las causas que puede provocar un traumatismo o lesión en los huesos del tobillo, una de las partes esenciales del engranaje de la movilidad y el equilibrio. El dolor y las dificultades para apoyar el pie son los síntomas más característicos de una lesión en el tobillo. Síntomas que, en algunos casos, se pueden confundir con una torcedura de tobillo. De hecho, en algunos casos pueden ocurrir de manera simultánea. Las fracturas de tobillo pueden ser leves (una dislocación por ejemplo) o agudas (rotura de tibia, de peroné).


    El dolor es uno de los síntomas más comunes, localizándose en la zona de la fractura y pudiendo extenderse a toda la pierna. Otros síntomas son inflamación de la zona afectada, aparición de hematomas, dificultades para andar, cambio en la apariencia del tobillo. En los casos más severos, y que requieren atención inmediata, el hueso se verá a través de la piel.

    La causa de la fractura de tobillo debe ser diagnosticada para aplicar el tratamiento más adecuado. No obstante, en caso de una lesión menor o dolencia tampoco hay que restarle importancia y se debe consultar al médico, ya que puede una señal de otro problema en el tobillo o afectar a la salud de los pies o de otra parte de las extremidades inferiores.


    Será el médico el que prescribirá el tratamiento más adecuado, en función del alcance de la fractura, si bien hay una serie de consejos básicos a seguir, tales como guardar reposo. Para la recuperación de una fractura de tobillo es esencial no apoyar el pie lesionado, ya que al andar se puede producir un daño adicional.

    Para reducir la inflamación y aliviar el dolor se puede aplicar una bolsa de hielo (envuelta en una toalla fina, no aplicar directamente el hielo sobre la piel), durante unos 20 minutos. También es aconsejable vendar el tobillo con una venda elástica o una media para evitar la inflamación. De igual manera, es importante mantener el pie en alto mientras dure la inflamación.

    Determinadas fracturas se deben proteger con un yeso o entablillado del tobillo y el pie para que el hueso sane correctamente. Para aliviar el dolor el médico también puede prescribir fármacos o antiinflamatorios. En algunos casos será necesario recurrir a la cirugía para reparar la zona fracturada.


    Especialmente cuando la fractura requiere cirugía, en el tratamiento posterior suele ser recomendable realizar ejercicios de rehabilitación, sesiones a realizar bajo la supervisión del fisioterapeuta y para asegurar la correcta recuperación de la función de la articulación del tobillo. Aunque depende de las lesiones, generalmente la rehabilitación se inicia en torno a las dos o tres semanas después de la cirugía, y entre tres y cuatro semanas después de retirar el yeso o la escayola. La rehabilitación está dirigida a la recuperación del movimiento del tobillo, la funcionalidad y la movilidad del pie, así como el fortalecimiento de los músculos y la reducción de la hinchazón.

    780

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesRemedios caserosSalud de MujerConsejos SaludHuesos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares